IDACOR   23984
INSTITUTO DE ANTROPOLOGIA DE CORDOBA
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Jornadas: Quebrada de Humahuaca patrimonio de la Humanidad. Hacia la autodeterminación de los Pueblos Indígenas
Autor/es:
GUILLERMINA ESPÓSITO; GUSTAVO ONTIVEROS
Lugar:
Santa Rosa, La Pampa
Reunión:
Congreso; Congreso Internacional Los Pueblos Indígenas de América Latina. Siglos XIX-XXI. Avances, perspectivas y retos; 2016
Institución organizadora:
Universidad Nacional de La Pampa y otros
Resumen:
Las ´Jornadas Quebrada de Humahuaca Patrimonio de la Humanidad´ constituyen un gran evento que se viene realizando desde el año 2010 en la milenaria ciudad de los Omaguacas, Jujuy, organizado por la Escuela Provincial de Artes N° 2 Hermógenes Cayo (ISA). El principal objetivo de las jornadas es la generación de un espacio donde las voces locales puedan expresarse libremente en términos de pensamientos, formas y modos en torno a los efectos de la declaración en el año 2003 de la Quebrada de Humahuaca como Patrimonio de la Humanidad (UNESCO/Provincia de Jujuy). A partir de esta declaración, se instaló en la región un discurso a través del cual se imagina y construye a la Quebrada de Humahuaca como un espacio multicultural, redefiniendo la relación de las comunidades indígenas con su pasado a través de la mercantilización de lo que se entiende como 'su cultura' (Wright, 1998). Como han planteado Boccara y Ayala (2011) en su análisis de la patrimonialización multicultural en Chile, el hecho de que un bien patrimonial sea Sitio del Patrimonio Mundial implica diversos beneficios que van desde el reconocimiento a nivel mundial del patrimonio nacional, pasando por la posibilidad de acceder a asistencia técnica y financiera, hasta constituirse en un relevante factor de desarrollo, que en el caso de la Quebrada de Humahuaca se vincula directamente a la industria del turismo. Así, la declaración patrimonial produjo la llegada de inversores y un aumento desorbitado de los precios inmobiliarios, la superpoblación de algunas localidades como Purmamarca y Tilcara, y varios conflictos de tierras entre diversos intereses, entre ellos los de las comunidades aborígenes. La declaración de la Quebrada de Humahuaca como Patrimonio de la Humanidad significó un gran cambio en la dinámica y en las expectativas de los pueblos quebradeños, ya que se generó una mayor presencia de turistas, más inversión de capitales en servicios turísticos (apertura de restaurants, hoteles, locales de ventas de artesanías, visita a sitios arqueológicos, cabalgatas, trekking, etc.); transformaciones ante las cuales las voces críticas de las comunidades indígenas no tuvieron casi eco, y recibieron exiguos beneficios. En este proceso muchos territorios indígenas se convirtieron en un objeto de mercado en la Quebrada de Humahuaca generándose innumerables conflictos. En los meses y años subsiguientes a la declaración, aparecieron personas que se adjudicaban ser titulares de fracciones de tierras, muchas de ellas en territorios indígenas. Con intimaciones y órdenes de desalojos en mano, algunas de ellas avaladas por jueces provinciales que hacían caso omiso a la ley 26.160 que prohíbe los desalojos, se generaron varias situaciones conflictivas y violentas contra algunas comunidades indígenas, siendo el caso más conocido el de la Comunidad de Cueva del Inca, ubicada en Villa Florida en Tilcara, que sufre continuas situaciones de violencia y desalojos hasta el día de hoy. Los autores anteriormente citados (Boccara y Ayala, 2011) plantean que la designación de una locación específica, en este caso la Quebrada de Humahuaca, como patrimonio mundial, supone añadir otra forma de propiedad, en este caso universal, sobre la propiedad de los pueblos indígenas, propiedad que en muchos casos ni siquiera es reconocida a nivel nacional ni local. Según los autores, esto evidencia una forma de control, definición y apropiación del pasado indígena a nivel global (en consonancia con los planteos de Scham, 2008 y Sudharshan, 2008), donde son los Estados y los organismos internacionales los que definen y legitiman qué es lo que representa mejor a una nación determinada y a la humanidad en general. Y es por esta razón que se ha catalogado a las declaraciones de Patrimonio Mundial como una nueva forma de colonización (Boccara y Ayala, 2011, p. 8)En este contexto, en esta ponencia buscamos discutir el potencial descolonizador que tienen las ´Jornadas Quebrada de Humahuaca Patrimonio de la Humanidad´. Éstas se presentan como una alternativa desde las voces de las propias comunidades, y se desarrollan a través de una agenda de ponencias, talleres y muestras de expositores en su mayoría originarios, desde una perspectiva que se entiende como ´local y propia´. Analizaremos sus objetivos de concientización en el camino hacia la autodeterminación de los Pueblos Indígenas, en términos de políticas patrimoniales y derechos indígenas, y sobre el rol de intelectuales indígenas en este camino.
rds']