ISHIR   22111
INVESTIGACIONES SOCIO-HISTORICAS REGIONALES
Unidad Ejecutora en Red - UER
congresos y reuniones científicas
Título:
Imágenes y representaciones en torno a la Compañía de Jesús en la ciudad de Buenos Aires
Autor/es:
AMAYA, YESICA
Lugar:
Buenos Aires
Reunión:
Otro; SEGUNDO SEMINARIO INTERNACIONAL, HISTORIA , CIUDAD Y ARQUITECTURA EN AMÉRICA DE LA CONQUISTA A LA INDEPENDENCIA. Resignificación del territorio y la ciudad en el siglo XVIII; 2008
Institución organizadora:
Universidad Torcuato Di Tella
Resumen:
Este trabajo se propone analizar las representaciones e imágenes construidas en torno al legado patrimonial de la Compañía de Jesús en la ciudad de Buenos Aires. Para ello, se parte de una mirada contemporánea de la “Manzana de las Luces”, considerada patrimonio histórico,[1] para luego remontarse al período colonial y al accionar de la Orden en las últimas décadas del siglo XVIII, hasta el momento de la expulsión de la Compañía en 1767. En este sentido, el desafío es estudiar las representaciones que dan sentido al universo jesuita en el Buenos Aires colonial, así como avanzar en el análisis de la construcción y posterior percepción de ese universo luego de la expulsión. En la actualidad, la denominada “Manzana de las Luces” forma parte del patrimonio histórico de la ciudad de Buenos Aires y de la cultura argentina, es decir, aquello que Pierre Nora ha denominado “los lugares de la memoria”,[2] que cumplen la función de transmitir, de generación en generación, los recuerdos no vividos arraigados  en una identidad determinada. Será preciso indagar en el o los momentos históricos en los que se da sentido a dicha noción de lo patrimonial, como lugares, sitios y objetos que es necesario preservar del paso del tiempo. En principio, se analizan las representaciones que, durante la colonia, se construyeron en torno a la Compañía de Jesús, luego se examina cómo perduraron o desaparecieron aquellas imágenes de la Orden, después de la expulsión. Posteriormente, se avanza hacia el presente de la Manzana de las Luces, considerada sitio patrimonial y declarada monumento histórico de la ciudad, para repensar, en el contextual actual la cuestión patrimonial. A la hora de rescatar el legado jesuita, surgen las imágenes que coexisten sobre ese pasado, resignificadas desde la llegada de la Orden a la ciudad hasta la actualidad. Se impuso primero, la imagen transmitida desde el seno de la Compañía en el periodo colonial, vinculada a los principios rectores de los jesuitas: homogeneidad, jerarquía, cohesión, autonomía, obediencia, disciplina, educación cristiana, etc. Surge luego, la visión negativa a partir de la crítica de esos mismos principios en el nuevo contexto que derivado de la expulsión. Permanece también la impronta de la Compañía plasmada en la historiografía y en los documentos dejados por los jesuitas, que sobrevive aun hoy en el propio discurso de la Sociedad Ignaciana. Comienza desde la Revolución de Mayo y hasta finales de siglo XIX (pasando por los principales momentos históricos que signaron ese siglo), una nueva etapa cuyas características habrá que definir, para analizar las resignificación de ese espacio ocupado por la Compañía de Jesús.[3]    [1] En 1971 se crea la Comisión Nacional de la Manzana de las Luces, dependiente de la Dirección Nacional de Patrimonio y Museos de la Secretaría de Cultura de la Nación. Dicha comisión se plantea, como objetivos principales: la restauración y conservación de los edificios históricos, la investigación con relación a las instituciones y personajes que desfilaron por la Manzana de las Luces, y la re-funcionalización de los edificios a través de la actividad cultural. [2] Pierre Nora, “La fin de l’histoire.mémoire” y André Chastel, “La notion de patrimoine”, ambos en Pierre Nora (Dir.), Les lieux de mémoire, Paris, Gallimard, T. I: La République y T. II: La Nation.  También, Jacques Le Goff, Pensar la historia, Barcelona, Altaya, 1995. [3] En este sentido se sigue la línea de investigación planteada por Fernando Aliata, en: La ciudad regular, Buenos Aires, Universidad nacional de Quilmes, Prometeo, 2006.