INVESTIGADORES
GOMEZ Eduardo Alberto
congresos y reuniones científicas
Título:
Sonar Batimétrico por Medición de Fase: nueva herramienta para estudiar la morfología y sedimentología subácuea.
Autor/es:
GÓMEZ, E. A.; MARASCHIN, S. D.
Lugar:
San Carlos de Bariloche
Reunión:
Congreso; IV Congreso Latinoamericano de Sedimentología, XI Reunión Argentina de Sedimentología.; 2006
Institución organizadora:
AAS
Resumen:
Esta comunicación tiene por objeto dar a conocer la disponibilidad en la Argentina de una muy potente herramienta para la sedimentología y geomorfología subácuea. En los últimos años se han desarrollado dos tecnologías que permiten relevar el lecho marino con alta resolución por fajas, las que al superponerse posibilitan obtener modelos digitales del terreno muy precisos. Los sistemas que emplean estas tecnologías son los denominados Multihaz (Multibeam) y los Sonares Batimétricos por Medición de Fase (SBMF), mal llamados sistemas interferométricos. Los primeros básicamente están compuestos por un arreglo de muchos transductores donde se combina electrónicamente la señal acústica retrodispersada correspondiente a cada uno de manera tal de incrementar la sensibilidad en ciertas direcciones. Por el contrario, la tecnología SBMF emplea sólo dos transductores y obtiene la posición x, y, z calculando el ángulo o dirección de la onda acústica retrodispersada mediante la diferencia de fase (con una resolución de fracción de grado) y el tiempo de recorrido que emplea tal señal. El Instituto Argentino de Oceanografía ha adquirido recientemente un sistema SBMF de GeoAcoustics denominado ?GeoSwath Bathymetry System Plus? el cual emula el desempeño de los sistemas multihaz para baja profundidad (hasta 100 m). Este sistema no sólo mide la posición x, y, z de los puntos del lecho marino por fajas con precisión que alcanza los pocos centímetros, sino que archiva una matriz con los valores correspondientes a la intensidad del impulso retrodispersado, es decir que simultáneamente opera como sonar de barrido lateral permitiendo de esta forma caracterizar la textura de los sedimentos del lecho. Con este sistema el lecho marino se barre en fajas con un ancho equivalente de hasta 12 veces la profundidad, las que se superponen lateralmente a fin obtener la cobertura deseada, mientras que la resolución longitudinal está en relación inversa a la velocidad de la embarcación. El sistema consta básicamente de la unidad de procesamiento de un tamaño que duplica al de una PC y el ?pato? donde se encuentran montados los transductores junto con los sensores para medir la velocidad del sonido, la profundidad debajo de la embarcación y el sistema inercial (corrección por cabeceo, rolido y altura). A su vez este instrumental recibe la información referida a la posición de un DGPS operando en tiempo real y de un girocompás. Todo el sistema ocupa un volumen relativamente pequeño y puede ser montado en embarcaciones de ocasión incluso de dimensiones muy reducidas, por lo que es extremadamente versátil a diferencia de los sistemas multihaz que se encuentran en la Argentina. En lo relativo a la morfología submarina, la prestación que brinda este sistema es extremadamente superior a la que se obtiene con los sonares de barrido lateral ya que con estos últimos lo que se logra básicamente es sólo una imagen cualitativa donde las distancias transversales a la trayectoria presentan deformaciones mientras que los rasgos morfológicos se visualizan mediante la sombra acústica, lo cual es una función de la altura de los transductores, del ángulo de intersección y la altura de las geoformas.  Por el contrario, al obtenerse mediante el SBMF mapas digitales del lecho con precisión submétrica es posible no sólo representar la información de diversas formas (curvas de nivel con equidistancia variable, franjas de colores, etc.) sino también ?iluminar? artificialmente el lecho marino desde diferentes ángulos y alturas, seleccionando así una visualización óptima imposible de obtener con el sonar de barrido lateral. Se presentan diversos ejemplos obtenidos en el estuario de Bahía Blanca a fin de ilustrar el potencial del sistema.