IANIGLA   20881
INSTITUTO ARGENTINO DE NIVOLOGIA, GLACIOLOGIA Y CIENCIAS AMBIENTALES
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Tafonomía de peces y su relación con los paleoambientes de depositación: dos ejemplos de Argentina
Autor/es:
MANCUSO, ADRIANA CECILIA
Lugar:
Buenos Aires, Argentina
Reunión:
Otro; XII Reunión Aregntina de Sedimentlogía; 2008
Resumen:
En el ambiente continental, la preservación y desarrollo de los peces esta íntimamente ligada al ambiente. La tafonomía podría permitir resolver el sesgo que presenta el registro de las faunas de peces a lo largo del tiempo geológico. Las diferentes épocas geológicas se caracterizan por el predominio de diferentes ambientes depositacionales. Por ejemplo, en el Pérmico de Argentina dominan ambientes fluviales y eólicos, mientras que en el Triásico se registran ambientes lacustres y fluviales más húmedos. Por su parte, el potencial de preservación de los peces en ambientes fluviales es menor, lo que dificulta su descripción anatómica y su filogenia (Smith et al., 1988; Wilson, 1996). Se presentan dos ejemplos de diferentes periodos y ambientes depositacionales del noroeste argentino. El primer caso caracteriza restos de peces hallados en un ambiente fluvial de edad pérmica (Formación Patquía), y el segundo peces hallados en un ambiente lacustre-deltaico del Triásico (Formación Los Rastros). En ambos ejemplos se analizan atributos tafonómicos que caracterizarían al ambiente depositacional: grado de articulación, arreglo espacial, biofábrica (incluyendo selección, empaquetamiento y densidad de acumulación), tipo de fosilización y modificaciones post-mortem. Se definieron tafofacies en base a la combinación de los atributos registrados. Los restos de peces hallados en las sucesiones fluviales Pérmicas incluyen escamas y huesos craneanos desarticulados aislados o formando cúmulos. Se definieron dos tafofacies. La tafofacies Pa, formada por escamas y huesos craneanos aislados, es caracterizada por la desarticulación y aislamiento total de los restos sin un aparente patrón de arreglo espacial, una biofábrica con una buena selección, un empaquetamiento disperso y una baja densidad de acumulación. La tafofacies Pb incluye cúmulos de escamas y huesos craneanos, los cuales pueden estar concordantes o no a la estratificación, y presentan una biofábrica con una buena selección, un empaquetamiento denso, y una densidad de acumulación media. Por su parte, los restos exhumados de los niveles lacustre-deltaicos Triásicos incluyen escamas aisladas, cúmulos de escamas desarticuladas, huesos craneanos desarticulados, fragmentos de cuerpos y cuerpos parcial o totalmente completos. Los mismos se agruparon en tres tafofacies. La tafofacies Ta presenta escamas aisladas, cúmulos de escamas desarticuladas, y huesos craneanos desarticulados sin un patrón de arreglo espacial, una biofábrica con una buena selección, un empaquetamiento disperso o poco empaquetado en los cúmulos y una baja densidad de acumulación. La tafofacies Tb incluye cúmulos de escamas desarticuladas, huesos craneanos desarticulados, y fragmentos de cuerpos sin un patrón de arreglo espacial, una biofábrica con una pobre selección, un empaquetamiento denso, y una densidad de acumulación media. La tafofacies Tc contiene cúmulos de escamas desarticuladas, fragmentos de cuerpos y cuerpos parcial o totalmente completos, sin un patrón de arreglo espacial y una biofábrica con una pobre selección, poco a densamente empaquetado, y una densidad media de acumulación. Numerosos autores proponen que los restos de peces son bien preservados en secuencias marinas y lacustres, mientras que en secuencias fluviales aparecen principalmente como material fragmentario y desarticulados (Grande, 1988; Smith et al., 1988; Wilson, 1993, 1996). Los casos presentados aquí no se ajustan a lo observado por estos autores ya que no sólo las facies fluviales sino también las lacustres presentan el material fragmentado y desarticulado. Inclusive en el caso Triásico los depósitos más relacionados con el ambiente fluvial (turbidita y barra de desembocadura) son los que presentan la mejor preservación de los restos. Estas diferencias permiten sugerir la aloctonía de los peces con respecto a su ambiente de depositación (Mancuso, 2003). De esta forma es indispensable el análisis de los atributos tafonómicos en cada caso particular para evaluar la historia tafonómica de los restos y su relación con los ambientes depositacionales y los ambientes de origen de los organismos.
rds']