IANIGLA   20881
INSTITUTO ARGENTINO DE NIVOLOGIA, GLACIOLOGIA Y CIENCIAS AMBIENTALES
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Huellas de dinosaurios saurópodos en el Cretácico de Argentina
Autor/es:
GONZÁLEZ RIGA, BERNARDO J.; CALVO, JORGE O.
Lugar:
Madrid, España
Reunión:
Congreso; : 4th European Meeting on the Palaeontology and Stratigraphy of Latin America; 2007
Institución organizadora:
Instituto Geológico y Minero de España
Resumen:
En América del Sur el registro de dinosaurios saurópodos es abundante y diverso. En estratos del Cretácico Superior se han hallado varias decenas de taxones pertenecientes a los clados Dicraeosauridae, Rebbachisauridae y Titanosauria. Entre ellos, los titanosaurios son los más abundantes, especialmente en la cuenca Neuquina, localizada en la región septentrional de la Patagonia. La diversidad anatómica de este registro, especialmente en la serie cervical y caudal y el dispar tamaño de los taxa que incluye formas gigantescas (~30-35 m de largo) y pequeñas (~7-10 m de largo) evidencian la presencia de distintos tipos adaptativos que prosperaron a fines del Cretácico. Si bien este registro óseo es abundante, los yacimientos de huellas son escasos. Hasta el momento, sólo se conocían huellas de saurópodos en el área de Picún Leufú (provincia de Neuquén) donde se describió el icnotaxón Sauropodichnus giganteus Calvo 1991. En este contexto, el descubrimiento y estudio de un nuevo yacimiento denominado Agua del Choique (provincia de Mendoza) reviste especial interés icnotoaxonómico y paleobiológico. Este yacimiento, ubicado en niveles de la Formación Loncoche (Campaniano tardío-Maastrichtiano temprano), comprende más de 150 icnitas de saurópodos distribuidas en varias pistas que permiten estudiar el paso de varios ejemplares adultos. Desde el punto de vista icnológico, las huellas corresponden a saurópodos de cadera ancha y una pronunciada heteropodia (~1/3,6). Criterios icnológicos y biogeográficos permite referir estas huellas a eutitanosaurios, ya que estos son los únicos saurópodos que se registran a fines del Cretácico. Las huellas de Agua del Choique son similares, en líneas generales, a las de Sauropodichnus giganteus Calvo del Albiano-Cenomaniano de Picún Leufú, provincia de Neuquén (Formación Candeleros). No obstante, se diferencian de ésta por presentar huellas delanteras reniformes con un borde lateral acuminado. El hallazgo de este nuevo yacimiento en la Formación Loncoche confirma la presencia de saurópodos eutitanosaurios en ambientes lacustres y deltaicos margosos, arenosos y calcáreos de la cuenca Neuquina a fines del Cretácico, cuando se produjo una ingresión marina del Atlántico sobre el norte de Patagonia. 
rds']