IANIGLA   20881
INSTITUTO ARGENTINO DE NIVOLOGIA, GLACIOLOGIA Y CIENCIAS AMBIENTALES
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Desplazamiento 'en manada' de saurópodos titanosaurios: evidencias icnológicas en el Cretácico de Mendoza, Argentina
Autor/es:
GONZÁLEZ RIGA, BERNARDO J.; ORTIZ DAVID, LEONARDO; TOMASELLI, MARIA BELEN; MENGUAL, SILVIA; ESTEVEZ, ROCÍO
Lugar:
Cordoba
Reunión:
Congreso; XIX Congreso Geológico Argentino; 2014
Institución organizadora:
Asociación Geológica Argentina
Resumen:
Una de las mejores evidencias que sustentan un comportamiento social en los dinosaurios saurópodos son los registros icnológicos (Myers y Fiorillo, 2009) dado que las icnitas brindan información que los huesos fosilizados no pueden ofrecer, tal como velocidades de marcha, tipo de paso, desplazamiento grupal y estructura de la manada, entre otros aspectos. El yacimiento icnológico Agua del Choique, ubicado en el sur de la provincia de Mendoza, constituye hoy un área protegida denominada Parque Cretácico Huellas de Dinosaurios de Malargüe y brinda condiciones singulares para el estudio paleobiológico de los saurópodos titanosaurios. En este trabajo se analizan las evidencias icnológicas que sustentan el desplazamiento grupal o ?en manada? de los saurópodos titanosaurios de fines del Cretácico. El yacimiento se ubica en la Formación Loncoche (Campaniano tardío-Maastrichtiano temprano), sobre estratos que buzan 13° hacia el Este. Esta formación corresponde a depositos marinos marginales, principalmente llanuras deltaicas influenciadas por mareas y lagunas, vinculados a una transgresión marina proveniente del Atlántico, la cual se extendió sobre el norte de la Patagonia, alcanzado el sur de Mendoza. En diversas secciones de esta formación, aflorantes en la region (e.g. Ranquil-Có, Calmu-co, El Zampal) se han hallado diversos tipos de vertebrados, algunos de hábitos terrestres (dinosaurios saurópodos y terópodos), dulceacuícolas (tortugas Chelidae y peces Dipnoi) y marinos (reptiles plesiosarios y peces Rajiformes), indicando la mezcla de elementos esqueletales en ambientes marino marginales. En los niveles medios de la Formación Loncoche se localizan 3 niveles con icnitas, si bien sólo uno de ellos ha quedado bien expuesto y permite reconocer unas 350 icnitas a los largo de 670 m. El sector norte del yacimiento comprende varias pistas, siendo las mejor expuestas las AC-1, AC-3 y AC-4. Las tres poseen características similares y se atribuyen a un nuevo icnotaxón denominado Titanopodus mendozensis González Riga y Calvo 2009. Las huellas de las manos tienen un contorno semilunar fuertemente asimétrico, mientras que las huellas de los pies son más grandes (c.a. 50 cm) y son circulares a subtriangulares (Figura 1.A.). Según formulas de similitud dinámica, modificadas por González Riga (2011) en base a comparaciones con un esqueleto de titanosaurio de igual edad y tamaño procedente de la Formación Allen (González Riga et al. 2008), los productores de las icnitas Titanopodus fueron saurópodos titanosaurios de ?pista ancha? que caminaban entre 4,7 y 4,9 km/h. Se calcula que la altura de la articulación proximal del fémur se hallaba a 2,29 m del suelo, lo que permite estimar una longitud cráneo-axial total de 12-13 m (Figura 1.A.). El comportamiento social de algunos saurópodos, sea caminando en mandas (Lockley et al. 2002) o formando sitios de nidificación (Chiappe y Coria, 2013) ha sido registrado en distintas partes del mundo. No obstante para su fundamentación se requieren evidencias.. En el caso de las icnitas, se considera más preciso hablar de trasladado en manada que de comportamiento gregario, dado que éste último concepto involucra aspectos biológicos más complejos que la simple marcha en grupo. Para que un conjunto de icnitas evidencien desplazamientos en manada se deben cumplir los siguientes requerimientos: (1) Las icnitas deben encontrarse en el mismo estrato, para que puedan ser consideradas simultáneas. Por su parte, las condiciones de profundidad de las icnitas y el desarrollo de rebabas puede variar en un mismo estrato por variaciones de humedad y composición sedimentológica, a lo largo de decenas o centenas de metros, por lo cual sólo en ciertos casos es posible aplicar estos criterios para definir dos conjuntos icnitas que no fueron realizadas en forma simultánea; (2) las pistas deben indicar velocidades de paso similares, sean de ejemplares adultos o juveniles. Si se compara con manadas de animales actuales (e.g. elefantes), los adultos y juveniles caminan a la misma velocidad, aunque esto obligue a las crías a llevar un tipo de paso distinto y más enérgico que el de los adultos, por la simple razón que poseen proporciones anatómicas distintas debida a su diferente estadio ontogenético. (3) Las icnitas deben mostrar igual dirección y sentido y un espaciado regular entre las pistas, sin entrecruzamientos, y análogos cambios de dirección de marcha. En el sector norte del yacimiento, las pistas cumplen todos estos requerimientos y por ello constituyen una clara evidencia de desplazamiento social. En especial las pistas AC-4 y AC-3, correspondientes a un adulto y a un juvenil, se extienden en forma paralela y muy próximas entre si (unos 3 m), lo que indica que dos ejemplares caminaron juntos al menos por un tramo de 50 m (Figura 1.B.). En sintesis, en este trabajo se da a conocer, por primera vez para Argentina, la primera evidencia icnológica de comportamiento social para saurópodos titanosaurios mediante el estudio de un yacimiento que posee un gran potencial científico y socio-patrimonial.
rds']