IANIGLA   20881
INSTITUTO ARGENTINO DE NIVOLOGIA, GLACIOLOGIA Y CIENCIAS AMBIENTALES
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
AMENAZAS GEOMORFOLÓGICAS ASOCIADAS CON VARIACIONES RECIENTES DE GLACIARES EN LOS ANDES DE CHILE Y ARGENTINA. EVENTOS HISTÓRICOS Y PERSPECTIVAS FUTURAS
Autor/es:
IRIBARREN, PABLO.; RUIZ, LUCAS.
Lugar:
Neuquén
Reunión:
Congreso; XVIII Congreso Geológico Argentino; 2011
Resumen:
El retroceso y adelgazamiento de los glaciares desde el siglo XIX ha generado importantes alteraciones en el sistema geomorfológico de alta montaña a nivel mundial. Dichos cambios se han manifestado en la generación de movimientos en masa en zonas recientemente deglaciadas, en la generación de flujos detríticos debido al vaciamiento de lagunas represadas por morrénas o hielo e incluso en el colapso parcial o total de glaciares. En este contexto, y considerando la intensificación del uso del suelo registrado en alta montaña de la región andina, se revisan algunos eventos geomorfológicos extremos asociados con variaciones recientes de glaciares con el objetivo de dimensionar el alcance de este tipo de fenómenos e interpretar su significado en el marco de la deglaciación en curso.       Para ello se analizan diferentes eventos geomorfológicos ocurridos en Los Andes de Chile y Argentina indagando en la proyección alcanzada por estos fenómenos y en los posibles factores desencadenantes de estos eventos. Con este objetivo, se examinan diferentes casos  mediante revisión bibliográfica y se investigan eventos hasta ahora no estudiados, utilizando imágenes Landsat TM y ETM+ e imágenes disponibles en Google Earth. Con estos materiales se hizo una aproximación a la fecha de origen y  se dimensionó el área afectada por estos fenómenos.       -Vaciamiento de lagunas represadas por morrenas (VLRM) o glaciares (VLRG)   Existen numerosos casos de lagunas proglaciales y subglaciales que se han vaciado súbitamente tanto en Los Andes áridos del norte, en Los Andes centrales como en la Patagonia Chileno-Argentina (Tabla.1).  No obstante, estos fenómenos han sido más frecuentes en la región austral existiendo zonas afectadas  reiteradamente por estos fenómenos en el último siglo.  Este es el caso particular de lagunas represadas por glaciares. Ejemplos de este tipo de fenómenos  son el vaciamiento de un lago glacial formado en la confluencia de los glaciares Dickson y Frías ocurrido al menos 3 veces entre los años 1982/83 y el vaciamiento del Lago Cachet 2 ocurrido en por lo menos 5 oportunidades entre los años 2008 y 2010.  Estos eventos han generado grandes crecidas en los ríos  Paine y Baker liberando 250x106 m³ y 230x106 m³ de agua respectivamente (Peña y Klohn 1988; Dussaillant et al 2009). En los Andes centrales el caso más conocido es el aluvión generado por la ruptura de una represa glacial originada por el surge del Glaciar Grande del Nevado del Plomo ocurrido el año 1934.  Este glaciar ha presentado avances extraordinariamente rápidos en al menos 3 oportunidades (1934-1984-2007) pero tan sólo en 1934 se vació de manera súbita  la laguna formada por el glaciar. Este evento liberó 53x106 m³ de agua en el Río Plomo, afluente del Río Mendoza, causando daños en infraestructura y perdida de vidas humanas varios kilómetros aguas abajo (Fernández et al, 1991).       El vaciamiento de lagunas represadas por morrénas ha sido menos documentado. No obstante, existen al menos  7 casos históricos, aunque solo uno analizado en detalle.  Este es el caso de una laguna proglacial ubicada en el valle del Río Los Leones en Campo de Hielo Norte (CHN). El vaciamiento de esta laguna se produjo el año 2000, probablemente debido a un desprendimiento de rocas que impactó el lago y generó el colapso de la morrena que lo represaba. Esto originó un flujo detrítico que movilizó 2x106m³ de materiales alrededor de 1.5 km aguas abajo (Harrison et al, 2006). Un evento de similares características se produjo el año 1989 en la  Laguna del Cerro Largo o Lápiz también en CHN. La rotura de la represa morrénica liberó alrededor de 229x106 m³ de agua generando un flujo de agua y detritos cuyos efectos fueron percibidos a más de 20 km de distancia en el desagüe del Lago General Carrera (Hauser, 1993). Estos eventos y los demás de este tipo señalados en la tabla 1 tienen en común su gran capacidad  de carga y poder erosivo. Todos han arrastrado gran cantidad de materiales a varios  kilómetros de su zona de origen desembocando generalmente en cuencas lacustres. Cabe señalar, que existen evidencias geomorfolólgicas de eventos similares no señalados en la tabla 1 por carecer hasta ahora de antecedentes.       - Deslizamiento Catastrófico de Glaciares (DCG) y movimientos en masa   Aunque menos frecuentes que los fenómenos anteriores, se ha documentado el colapso de la casi totalidad de al menos dos glaciares de montaña. Ambos ocurridos en Los Andes centrales de Chile.  El primer evento ocurrió en 1980 y afectó un glaciar parcialmente cubierto con detritos de la cuenca del Estero Aparejo, afluente Río Maipo.  Este glaciar se deslizó 3.7 km por el valle movilizando un volumen aproximado de 7.2x106 m³  de hielo y rocas (DGA 2008). El otro evento ocurrió el año 2007, en la ladera oriental del Volcán Tinguiririca, en donde un glaciar de 4.6 km²  colapsó y se deslizó por el valle más de 7 km aguas abajo incorporando gran cantidad de nieve y detritos en su trayectoria (Iribarren & Bodin 2010). Ambos eventos tienen en común que ocurrieron asociados a altas temperaturas atmosféricas en la época de deshielo y que los glaciares estaban emplazados sobre materiales de pobre calidad geotécnica. Sumados a estos eventos existen muchos movimientos en masa que han estado asociados directa o indirectamente a variaciones de glaciares, ligados tanto al desestrés que se produce en las laderas como consecuencia del retroceso de los glaciares, como ha inestabilidades asociadas al aumento de las pendientes debido a la erosión glacial.       -Perspectivas futuras Las amenazas geomorfológicas  asociadas con  variaciones de glaciares son fenómenos que pueden impactar áreas muy distantes de sus zonas de origen y que potencialmente tienen un gran poder destructivo ligado al importante volumen de agua, hielo u otros materiales que pueden transportar.  El retroceso generalizado de los glaciares a lo largo del cordón andino, acelerado en las últimas décadas, podría incrementar este tipo de fenómenos tanto por la inestabilidad de las laderas inherente al proceso de deglaciación, por la generación de lagunas proglaciales en estas áreas, como por el incremento de materiales disponibles para la generación de flujos detríticos tras la retirada de los hielos. No obstante, en la actualidad existen los medios tecnológicos suficientes para realizar un monitoreo periódico de estos fenómenos a escala regional y local sin incurrir en inversiones onerosas utilizando, en primera instancia, imágenes satelitales y modelaciones con Sistemas de Información Geográfica para estos fines.
rds']