INVESTIGADORES
GIAMBARTOLOMEI Guillermo Hernan
congresos y reuniones científicas
Título:
Las metaloproteasas de matriz están implicadas en el daño osteoarticular por Brucella abortus
Autor/es:
R. SCIAN, P. BARRIONUEVO, G. H. GIAMBARTOLOMEI, C. A. FOSSATI, P. C. BALDI, M. V. DELPINO.
Lugar:
Mar del Plata
Reunión:
Congreso; LIV Reunión Científica de la Sociedad Argentina de Inmunología.; 2009
Resumen:
Las metaloproteasas de matriz están implicadas en el daño osteoarticular por Brucella abortus. Romina Scian, Paula Barrionuevo, Guillermo H. Giambartolomei, Carlos A. Fossati, Pablo C. Baldi, M. Victoria Delpino   La localización  osteoarticular es la más común de la brucelosis activa. En las infecciones osteoarticulares por otras bacterias se demostró que la respuesta inmune inflamatoria está implicada en el daño óseo, estimulando la formación de osteoclastos (células implicadas en la remoción ósea), la producción de metaloproteasas de matriz (MMPs) (remoción de la matriz ósea) o induciendo apoptosis de osteoblastos (síntesis de la matriz ósea). El objetivo general de este trabajo fue dilucidar el rol de las MMPs como determinantes del daño osteoarticular por Brucella abortus. Se estudió la producción de MMPs por parte de osteoblastos humanos (hFob) infectados con Brucella. Resultados previos obtenidos en nuestro laboratorio indicaron que los osteoblastos producen MCP-1 por lo tanto, se analizó el rol de los monocitos  humanos (THP-1) en la producción de MMPs durante la infección por Brucella, y los efectos de los sobrenadantes de monocitos infectados sobre osteoblastos y viceversa. La producción de MMPs se analizó por zimografía y por ELISA. Los resultados obtenidos indicaron que los osteoblastos y monocitos infectados  producen MMP-2 y MMP-9, respectivamente. En monocitos, la producción de MMP-9 fue debida en gran parte a las lipoproteínas de B. abortus, (según se determinó usando como modelo L-Omp19), a través de la unión al receptor TLR-2 y debida fundamentalmente a TNF-a, y no a IL-1b según se determinó usando anticuerpos monoclonales específicos para bloquear los receptores. Los sobrenadantes de monocitos infectados indujeron la producción de MMP-2 por parte de osteoblastos y esta inducción se fue mediada por TNF-a .Por otro lado los sobrenadantes de osteoblastos indujeron la producción de MMP-9 por parte de monocitos y esto se debió a la presencia de GM-CSF en el sobrenadante. Esta respuesta podría tener un rol preponderante en la inflamación crónica y en la destrucción de hueso que es observada en la brucelosis osteoarticular.
rds']