INENCO   05446
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES EN ENERGIA NO CONVENCIONAL
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
ZONA DE CIZALLA EL PEÑÓN: CARACTERIZACIÓN E IMPLICANCIAS EN LA EVOLUCION DEL BASAMENTO DEL BORDE ORIENTAL DE LA PUNA AUSTRAL
Autor/es:
SUZAÑO, N.; SOLA, ALFONSO M.; FUENTES, M.G.; BECCHIO, R. A.; ORTIZ, A.
Lugar:
Córdoba
Reunión:
Congreso; XIX CONGRESO GEOLÓGICO ARGENTINO; 2014
Resumen:
Las estructuras del basamento de la Puna Austral, son el resultado de la superposición de eventos tectónicos neoproterozoico-Paleozoico inferior, cretácicos y andinos, que resultan en una estructura interna compleja (Hongn, et al., 2011). Las fajas de deformación dúctil, de rumbo predominante N-S, constituyen un rasgo tectónico principal del basamento tanto en el borde oriental de la Puna como en los Valles Calchaquíes. Las zonas de cizallas, frecuentemente se encuentran relacionadas espacialmente con cuerpos intrusivos, por lo que han sido asociados al ascenso y emplazamientos de magmas (Hongn y Riller, 2007 y citas allí, Le Corre y Rossello, 1994). En la presente contribución, se presentan resultados preliminares del estudio cartográfico y estructural, realizados con el fin de determinar la cinemática, geometría y condiciones de P/T de una extensa faja de deformación, denominada en este trabajo como Zona de Cizalla El Peñón (ZoCEP). Los antecedentes para la zona de estudio, son escasos y en general son de carácter regional (Mon y Hongn, 1988, Le Corre y Rossello, 1994). La ZoCEP se desarrolla en el borde occidental de la sierra de El Peñón y se dispone en sentido NNE-SSO con una longitud mínima de unos 80 km y un espesor aproximado de 2 a 4 km. Se extiende desde SO del Cerro Galán, al norte, hasta la zona de Pasto Ventura hacia el sur de El Peñón (Fig. 1). Esta estructura, pone en contacto dos dominios de basamento (Mon y Hongn, 1988) con características petrológicas y estructurales diferentes (Suzaño et al., este congreso). En el tramo norte de la faja, desde el Cerro Galán hasta la quebrada de El Jote, se sobreimpone a la traza de la zona de cizalla, una estructura frágil andina, que afecta principalmente al dominio de basamento occidental y el borde occidental de la Caldera del Galán. El basamento del dominio oriental se compone de secuencias de pizarras, filitas, esquistos micáceos y esquistos sillimaníticos. Las estructuras (pliegues isoclinales apretados) poseen vergencia oriental (Fo: dbz 290/30). La edad de metamorfismo de los esquistos sillimaníticos, es de ~520 (Lucassen y Becchio, 2003) y condiciones P-T de 550-600 °C a 5,0-5.5 Kbar. Este dominio, posee deformación de carácter dúctil, cuya intensidad aumenta gradualmente hacia el W hasta llegar a una intensa zona de deformación con presencia de milonitas y ultramilonitas de la ZoCEP. En el inicio de la zona de deformación, se observan numerosas intrusiones concordantes y paraconcordantes de leucogranitos y pegmatitas (hasta 30 m de espesor) milonitizadas y abudinadas. En la quebrada de El Jote, se registran intrusiones de diques de metagabros concordantes con milonitas graníticas. En el tramo norte de la faja, las milonitas se desarrollan sobre un protolito extenso de granitos porfíricos con cuarzos azules. El basamento del dominio occidental se compone de una alternancia rítmica de filitas y metarenitas en las cercanías de la localidad Antofagasta de la Sierra. Esta secuencia, hacia el E, grada a una alternancia de esquistos muscovíticos granatíferos (Ms+Bt+Qz±Gr), esquistos estaurolíticos (Ms+Bt+Qz+Gr±St) y potentes bancos de metacuarcitas. Estos esquistos, se encuentran intruidos por anfibolitas (Hbl+Pl+Qtz±Gr) y pegmatitas (Qtz+kfs+Ms±Be) concordantes con la foliación. Toda la secuencia (filitas y esquistos) se encuentra plegada con desarrollo de clivaje de plano axial y estructuras con vergencia hacia el W. Los plegamientos poseen un rumbo ligeramente diferente al rumbo de la ZoCEP y se paralelizan al llegar a las milonitas desarrolladas en esquistos estaurolíticos y anfibolitas. En cuanto a la edad de este dominio, aún no es del todo clara. En base a la estructura y su contenido fósiles, ha sido asignada al ordovícico (Mon y Hongn, 1988, 1996 entre otros). Las condiciones P-T estimadas por Becchio (2000) en ortonfibolitas son de 550?565 °C y 3,9 Kbar. Las milonitas de la ZoCEP poseen texturas típicas de fábricas S-C, que afectan a diferentes protolitos: granítico, leucogranitos, pegmatitas, anfibolitas y esquistos de ambos dominios de basamento. Cuando el protolito es granítico, la milonitas están compuestas por porfiroclástos sigmas de Kfs y Pl, cintas de Qtz y escasos agregados lenticulares leucocráticos (Kfs+Pl+Qtz). La foliación milonítica es del tipo anastomosada definida por agregados de Bt+Ms que rodean los porfiroclástos. Las milonitas y protomilonitas de rocas de basamento, presentan una estructura gnéisica con bandeado grosero e irregular dado por bandas claras y oscuras. Los indicadores cinemáticos (S-C, manto y núcleo de Kfs con bordes recristalizados) sugieren una cinemática inversa con transporte hacia el NNE del dominio occidental sobre el oriental. Las orientaciones de las lineaciones (220/10) minerales a lo largo la faja (Figs. 1a-c), son uniformes (dbz 195-240) con inclinación subhorizontal. Cabe destacas que la ZoCEP posee una fuerte componente de rumbo. Los planos de foliación, también poseen poca dispersión y en pocos casos (ej. Zona Norte) se encuentran invertidos (dbz 118/40), probablemente debido a variaciones locales. Las observaciones de campo y el análisis de datos estructurales, sugieren que el basamento occidental esta sobrecorrido sobre el oriental a través de una espesa faja milonítica-ultramilonítica de la ZoCEP, situación contraria a la presentada por Mon y Hongn (1988). Estos autores proponen que la milonitización del basamento oriental, no tendría relación con el contacto entre los dominios, atribuyéndoles una edad proterozoica a la deformación. Además de la ZoCEP, existen otras importantes estructuras dúctiles que afectan rocas de basamento y extensos cuerpos graníticos. Tal es el caso de las zonas de cizalla Salinas Grandes y Cuesta de Randolfo ubicados al este de la sierra de El Peñón (Le Corre y Rossello, 1994). Las orientaciones y trasporte tectónico de estas fajas, difieren de aquella determinada para la ZoCEP. Probablemente, la fase inicial de la ZoCEP está relacionada al desarrollo de cuencas ordovícicas, vinculadas con etapas extensionales. Posteriormente, una etapa transpresiva (ordovícico tardío) invertirían las cuencas con desarrollo de fajas de deformación dúctil en condiciones de alto grado. La fuerte componente de rumbo que presenta la ZoCEP, habría favorecido al ascenso y emplazamientos de magmas de carácter sincinemático. Por último durante el ciclo Andino, sobre la anisotropía previa del basamento, se reactiva el sistema tectónico, mediante una falla inversa con transporte tectónico hacia el oeste. Esta estructura puede haber controlado la geometría y emplazamiento de aparatos volcánicos neógenos de distinta naturaleza, como la Caldera del Galán y conos monogénicos modernos.
rds']