11/11/2015 | CARRERA DE PERSONAL DE APOYO A LA INVESTIGACIÓN
Negro sobre blanco
Un técnico del CONICET cuenta la historia detrás de una fotografía que capturó durante su viaje a la Antártida y que hoy compite por un prestigioso premio internacional.
La fotografía Blanco y Negro de Podestá, seleccionada para el concurso Wildlife Photographer of the Year, auspiciado por el Museo de Historia Natural de Londres.

Darío Podestá es profesional adjunto en el Centro Nacional Patagónico (CENPAT-CONICET) y en el año 2012 fue invitado a viajar a la Antártida para participar de un proyecto para estudiar el ciclo migratorio y la biología reproductiva de los Skúas, aves marinas de gran tamaño.

“Mi tarea era colaborar en la toma de datos y monitoreo de las parejas reproductivas que detectábamos en el área de trabajo, la base científica Carlini”, describe Podestá.

Sin embargo lo imponente del paisaje, los colores y sus contrastes despertaron en el técnico su vocación más primitiva: la fotografía. El blanco que parecía cubrirlo todo y las pequeñas manchas coloridas ofrecidas por pelajes y plumajes que paseaban los animales en movimiento configuraban infinitas secuencias de imágenes que merecían ser capturadas.

Leonardo Da Vinci explica en su Tratado de Pintura que “Si quieres que un color contraste agradablemente con el que tiene al lado, es preciso que uses la misma regla que observan los rayos del sol cuándo componen en el aire el arco iris, cuyos colores se engendran en el movimiento de la lluvia, pues cada gota al tiempo de caer aparece de su respectivo color. Advertirás que para representar una gran oscuridad, la pondrás al lado de otra igual claridad y saldrá tan tenebrosa la una como luminosa la otra”.

Podestá comenta que: “los pingüinos se acercaban todos los días a la base y lo sorprendente era que la parte blanca del animal se fundía con la claridad del entorno y resaltaba el color negro de la cabeza y las alas y dorso. En ese contraste tan abismal era difícil desde lo técnico definir una exposición correcta. Al capturar los detalles oscuros se queman los claros y en esa dificultad estaba el desafío. Me pareció interesante jugar con las diferentes composiciones y mostrarlo desde una perspectiva más abstracta”.

El técnico recorrió y exploró durante dos meses parajes sorprendentes, padeció el frío y convivió entre animales, pero sin embargo asegura que lo que más lo impactó del sitio es que no se parece a ningún otro lugar en el mundo.

 

En competencia

Darío Podestá es el segundo argentino en llegar a las instancias finales del prestigioso concurso Wildlife Photographer of the Year, auspiciado por el Museo de Historia Natural de Londres. La fotografía capturada por Podestá fue seleccionada en la categoría People’s Choice Award.

Esta categoría cuenta con 25 imágenes de las que quedarán solo cinco elegidas por el voto del público. Click aquí para votar por la imagen.

“La fotografía es una herramienta muy poderosa a la hora de difundir ciencia. Impacta y despierta la atención del público. Por eso en la información que acompaña la imagen resalto el sitio en el que fue tomada para que se conozca el esfuerzo soberano que implica para el Estado Argentino trabajar en la Antártida”, afirma Podestá.

Por Alejandro Cannizzaro. CENPAT-CONICET.