25/07/2016 | VACACIONES DE INVIERNO-1ERA SEMANA
Más de cincuenta mil personas visitaron el espacio del CONICET en Tecnópolis
A través de actividades interactivas con científicos, proyecciones y recorridos por las estaciones de paleontología, biología e ingeniería, grandes y chicos disfrutaron en familia.

El pasado lunes 18 de julio abrió al público Tecnópolis, la muestra de arte, ciencia y tecnología localizada en Villa Martelli, partido de Vicente López. Por segundo año consecutivo, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) participa de ella con espacio propio hasta mediados de octubre.

Durante la primera semana de las vacaciones de invierno, más de cincuenta mil visitantes disfrutaron de experiencias interactivas en la sala “Futuros Científicos” y participaron de actividades con investigadores del Consejo en el auditorio de la sala “Diálogos y Cine”.

¿Qué actividades realizaron? En el espacio “Futuros Científicos”, visitaron las tres estaciones interactivas de paleontología, biología e ingeniería. Grandes y chicos se divirtieron allí jugando a hallar fósiles y explorando un cerro con la ayuda de lupas y pinceles y diseñando circuitos para testear diferentes variables como la gravedad, fricción, aceleración y magnetismo. También, experimentaron en la mesa de un laboratorio haciendo extracción de ADN y mirando distintos materiales a través de microscopios. Próximamente, se abrirá la cueva de arqueología, donde el público podrá ver arte rupestre, recomponer piezas cerámicas y observar imágenes ocultas en las pinturas con la ayuda de un dispositivo fotográfico infrarrojo.

Ciencia en vivo y en directo

En la sala “Diálogos y Cine”, durante la primera semana de la muestra, investigadores, becarios y técnicos del Consejo brindaron actividades participativas sobre cristales, fósiles, mosquitos, matemática y organismos acuáticos.

Los doctores del CONICET Diego Lamas, Florencia Di Salvo, Maricel Rodríguez y Sebastián Klinke, integrantes de la Asociación Argentina de Cristalografía, sorprendieron al público con el maravilloso mundo de los cristales. Hicieron hincapié en que en la vida cotidiana tenemos cristales por todos lados, y que los hay naturales y artificiales. Todos los asistentes se llevaron la receta para hacerlos crecer en sus casas o colegios con la ayuda de la cáscara de un huevo o de un simple palito.

Martín Ciancio y Esteban Soibelzon, investigadores del CONICET en la División de Paleontología de Vertebrados de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), junto a un equipo de colaboradores brindaron el taller “Descubriendo nuestro patrimonio fósil”.

Los científicos del Colectivo “Caminando sobre gliptodontes y tigres dientes de sable” les pidieron ayuda a los niños presentes para poder reconocer restos de fósiles encontrados en la Provincia de Buenos Aires. Los más chicos tuvieron la oportunidad de analizar su color, textura y peso, escribir estos aspectos en una pizarra para luego con la ayuda de los investigadores reflexionar acerca de qué es un fósil. Finalmente, los paleontólogos explicaron al público qué herramientas utilizan en sus campañas, qué tipo de fósiles existen y sus diferencias y cuál es la importancia de poder preservar las evidencias de vida del pasado.

Victoria Micieli, Evangelina Muttis y Jorge Barneche, miembros del grupo de extensión del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (CEPAVE, CONICET-UNLP), dialogaron con el público presente sobre los mosquitos, haciendo hincapié en la importancia del compromiso social frente a las enfermedades que transmiten, como el dengue, zica y chikungunya. Al finalizar, se llevó a cabo un taller que consistió en mostrar bajo la lupa el ciclo de vida de los mosquitos.

Los curiosos asistentes siguieron con atención los trucos de magia proporcionados en la actividad “Un paseo por el mundo de las matemágicas”, a cargo de Marcelo Actis y Pablo Quijano, investigadores del CONICET en el Instituto de Matemática Aplicada del Litoral (IMAL, CONICET-UNL). Valiéndose de una baraja inglesa, los doctores realizaron trucos con cartas –adivinaron los palos, los números, predijeron la suma de varias cartas- y luego explicaron las propiedades matemáticas que anidan en las barajas y permiten realizar dichos trucos.

También, jugaron a adivinar la fecha de cumpleaños de los asistentes y más tarde develaron cómo, a través de unas sencillas cuentas, cualquier persona está en condiciones de repetir el referido truco. “No somos magos, somos matemáticos. Todos estos trucos nos salen –dijeron- porque hay matemática de fondo”.

La semana culminó con la actividad “Exploracuátic@s: explorando el ambiente acuático y sus habitantes”, desarrollada por Fernanda Álvarez, Augusto Siri, Roberto Francisco Jensen, Carolina Monti y Analía Roxana Díaz, integrantes del Instituto de Limnología “Dr. Raúl A. Ringuelet” (IPLA, CONICET-UNLP).

Ante un auditorio colmado, los investigadores introdujeron al público en el mundo de la limnología bajo la premisa de que para conservar los ambientes primero hay que conocerlos. Con preguntas e imágenes señalaron algunos aspectos de la disciplina y los animales y microorganismos que habitan en lagos, arroyos y ríos. Luego, los niños pudieron construir un ecosistema acuático en un póster con ayuda de los especialistas y experimentar la limnología mediante la observación de plantas, microorganismos y pequeños animales a través del uso de microscopios, lupas y otros materiales de laboratorio.