04/10/2014 | PROGRAMA VOCAR
Más de 400 jóvenes de Lanús recibieron a científicos de País Ciencia
Las actividades fueron realizadas en la Universidad Nacional de Lanús (UNLa) por investigadores del CONICET. El fin promover vocaciones científicas y democratizar el acceso a la ciencia.
Apertura de la jornada de País Ciencia en la UNLa. Fotografía Gentileza UNLa.

En el marco del Programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAr), investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) pertenecientes a la Plataforma País Ciencia brindaron charlas de divulgación científica y talleres experimentales en la Universidad Nacional de Lanús (UNLa) para alumnos y docentes de escuelas públicas.

Durante la apertura de la jornada, Claudio Fernández, director de la Plataforma e investigador del CONICET, explicó los objetivos y líneas de acción de la misma. Además, les sugirió a los alumnos que “aprovechen País Ciencia ya que es una herramienta educativa, inclusiva y federal”. Además, expresó que “el conocimiento científico tiene que ser un bien público y no un beneficio para pocos”.

“Ballenas y satélites” fue la primera charla y estuvo a cargo de Luis Cappozzo, investigador del CONICET. Durante la exposición, el biólogo marino remarcó la importancia de lo que sucede en los océanos. “Lo que pasa en el Mar Argentino afecta a los que viven en la Puna, en Córdoba y en Esquel. Las ballenas y los delfines son especies centinelas de la salud del océano y son importantes recursos para el turismo, esto genera trabajo y divisas. Para utilizar estos recursos como corresponde detrás de todas las decisiones hay investigación científica”, sostuvo.

La segunda charla estuvo a cargo de Hernán Grecco y fue titulada “Diciendo mucho a la velocidad de la luz”. El investigador del Consejo y doctor en Física explicó propiedades de la propagación de la luz y así entender cómo funciona la fibra óptica y cómo es la comunicación entre dos puntos lejanos y transmitir grandes cantidades de información en segundos.

Además, proyectó videos de experimentos sencillos que los estudiantes pueden hacer en sus hogares. Por ejemplo, con elementos como una botella, agua y un puntero láser se puede observar la reflexión total interna de la luz. También explicó el fenómeno de la ventana de Snell.

Luego, se realizaron en simultáneo talleres teórico experimentales para alumnos. Las temáticas se enmarcaron en la química, la biología y la física y como la ciencia está inmersa en la vida cotidiana. En las diferentes propuestas los alumnos participaron activamente a través del intercambio de preguntas con los investigadores.

Adrián Friedrich, bioquímico, junto a un equipo de colegas del Instituto de Estudios de la Inmunidad Humoral (IDEHU-CONICET) y Cátedra de Inmunología de la Facultad de Farmacia y Bioquímica, Universidad de Buenos Aires (UBA), realizaron un taller llamado “Un recorrido por la sangre”. La propuesta fue basada en la práctica diaria del bioquímico, donde mostraron que Información se puede recoger de la sangre, mirarla por el microscopio y así ver sus componentes.

Además, realizaron varios experimentos como la coloración de la sangre donde se pudo visualizar como se “pintan” los distintos tipos de células y cuál su uso en la investigación y en la clínica.

Olga Tarzi, investigadora del CONICET, brindó el taller: “Polímeros por todas partes”. Durante la actividad realizada por la doctora en Química se realizaron experimentos con el poliestireno expandido (se utiliza para embalar artículos frágiles) y el poliaquilato de sodio (material que tienen los pañales para absorber el agua). De esta manera, se observó como se pueden obtener polímeros de diferentes materiales que tienen aplicaciones hogareñas, comerciales e industriales.

El tercer taller estuvo a cargo de Omar Fojón, investigador del Consejo. El doctor en Física, a través de la actividad “Una dulce estimación de la velocidad de la luz”, utilizó como excusa el uso del microondas y una barra de chocolate para medir la velocidad de la luz e introducir conceptos de importancia en la física como la estructura atómica y la física quántica y como esto transformó nuestra vida cotidiana.

El Programa VocAr tiene como fin promover la democratización del conocimiento científico para generar igualdad de oportunidades en el acceso a la ciencia. A través de charlas y talleres participativos, investigadores de todo el país comparten con la comunidad sus hallazgos e investigaciones. A su vez, busca despertar la vocación científica y el entusiasmo de los jóvenes por la ciencia con el fin de orientarlos en la elección de sus futuras carreras universitarias.

La Plataforma País Ciencia es un proyecto federal para la comunicación pública de la ciencia que ataca el problema de la brecha entre ciencia y sociedad en forma integral, dado que cuenta en su conformación con actores que tienen que ver con la generación de políticas científicas y educativas, tales como el CONICET, el Ministerio de Educación de la Nación a través de la Secretaría de Políticas Universitaria, la Fundación Médife, el Centro de Estímulo al Desarrollo del Conocimiento (CEDEC)del municipio de Granadero Baigorria, la Universidad Nacional de Rosario, entre otros.