04/10/2016 | PREMIO NOBEL EN FÍSICA 2016
Los secretos develados de la materia exótica
El investigador Daniel Vega explica los alcances de los desarrollos de los tres ganadores del Premio Nobel en Física 2016.
Daniel Vega junto a Leopoldo Gómez y Nicolás García, miembros de su equipo de trabajo. Foto: gentileza investigadores.

Los Dres. David J. Thouless, F. Duncan M. Haldane y J. Michael Kosterlitz fueron los tres ganadores del Premio Nobel en Física 2016 por sus descubrimientos teóricos de las transiciones de fase topológica de la materia.

“Las transiciones de fase están omnipresentes en la naturaleza y cubren desde escalas atómicas hasta astronómicas. Todos estamos familiarizados con las fases vapor, líquida y cristalina del agua y sus cambios de estado pero también existen una enorme diversidad de sistemas biológicos, electrónicos, químicos u económicos que presentan transiciones de fase con características universales y que desarrollan fenomenologías increíblemente fascinantes en diversos campos de la física. A escalas atómicas o moleculares y a bajas temperaturas, en algunos materiales ultra-delgados estas transiciones de fase dan lugar a la aparición de fenómenos electrónicos o de transporte sorprendentes, tales como la superconductividad o la superfluidez”, explica el Dr. Daniel Vega, investigador principal del CONICET en el Instituto de Física del Sur (IFISUR, CONICET-UNS).

El Premio Nobel de Física fue otorgado a los Dres. David J. Thouless de la Universidad de Washington, EE.UU.; F. Duncan M. Haldane de la Universidad de Princenton, EE.UU.; y a J. Michael Kosterlitz de la Universidad Brown, EE. UU., por revelar los secretos de la materia a escalas microscópicas. Los ganadores tomaron conceptos de la topología para describir las transiciones de fase y las propiedades magnéticas, de transporte o conductoras de pequeños ensambles de átomos y su correlación con los estados exóticos que pueden surgir cuando la materia es confinada a escalas nanométricas.

Según se indica en el comunicado de premiación, el trabajo pionero de Thouless, Haldane y Kosterlitz abre la posibilidad a futuras aplicaciones en la ciencia y la electrónica de materiales.

“Los modelos teóricos descritos tienen aplicación práctica en distintos aspectos de la física que tienen que ver con ciencias de materiales. Durante las últimas décadas su impacto ha sido muy grande en temas de superconductividad y superfluidez y más recientemente ha despertado enorme interés en nanoelectrónica y computación cuántica“, agrega Vega.