PROGRAMA VOCAR – LA PLATA

“Los científicos están en el supermercado, en un micro, son gente normal”

Fueron algunas de las palabras de los investigadores en una actividad desarrollada para alumnos de escuelas técnicas.


El doctor Azzaroni durante la jornada. Foto: CONICET Fotografía.

“Hacer lo que les guste, pero hacerlo bien” fue la premisa que guió la charla para alumnos de escuelas técnicas que dos investigadores brindaron en la sede del Centro Científico Tecnológico CCT CONICET La Plata en el marco del Programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAr) que el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) impulsa a nivel nacional.

La actividad, que no cuenta con antecedentes en la ciudad, estuvo dirigida a los estudiantes del último año de secundaria de todas las escuelas de educación técnica de la región, que suman 16 entre La Plata, Berisso, Ensenada, Magdalena y Punta Indio.

Las charlas estuvieron a cargo de los investigadores Omar Azzaroni, del Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA, CONICET-UNLP) y Alberto Lencina, del Centro de Investigaciones Ópticas (CIOp, CONICET-CIC), doctores en Química y en Física, respectivamente.

“En el mercado laboral existen tareas muy diversas para las cuales a veces sirve ser técnico, otras, licenciado, y, en otras ocasiones, vale más el título de doctor. En la química, la física y las ingenierías hay un déficit de personal, así que son profesiones con una gran demanda laboral”, subrayó Azzaroni, quien reconoció sentirse muy identificado con el público teniendo en cuenta que él también pasó por la educación técnica. En ese sentido, compartió su trayectoria personal al tiempo que brindó información acerca del sistema de becas que otorga el CONICET y que permite a los aspirantes dedicarse de lleno a su formación de postgrado.

Por su parte, el doctor Lencina les contó a los chicos en qué consiste su trabajo actual en el campo de la óptica y los rayos láser, al tiempo que contextualizó con datos del presente el enorme impacto de estos temas en la vida cotidiana. Luego, a través de curiosas experiencias prácticas, combinó su realidad de investigador científico con su otra faceta como disc jockey, actividad que hoy realiza como hobby, pero que supo ser una salida laboral durante toda su etapa como estudiante universitario.

Así, deleitó a los jóvenes con experimentos de luces y sonidos para demostrar la conducción a través de fibra óptica. “Yo hago investigación básica, que puede parecer muy alejada de lo cotidiano, pero que es imprescindible para la aplicación en desarrollos tecnológicos concretos, que en definitiva buscan mejorar la vida de todos”, expresó Lencina. El científico enfatizó también la existencia de “grandes oportunidades de trabajo tanto en el ámbito industrial como en el académico”, y destacó a La Plata como una ciudad con una enorme densidad de científicos por habitante. “Están en el supermercado, en el micro, en todos lados, son gente normal”, bromeó.

Para terminar, ambos investigadores hicieron especial hincapié en la necesidad de dedicarse a lo que uno le gusta “con verdadera pasión y compromiso, ya que sólo de esa manera es posible hacerlo bien”.

El Programa VocAr tiene como fin promover la democratización del conocimiento científico para generar igualdad de oportunidades en el acceso a la ciencia. A través de charlas y talleres participativos, investigadores de todo el país comparten con la comunidad sus hallazgos e investigaciones. A su vez, busca despertar la vocación científica y el entusiasmo de los jóvenes por la ciencia con el fin de orientarlos en la elección de sus futuras carreras universitarias.