14/04/2015 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
La Presidenta de la Nación inauguró las nuevas instalaciones del PROIMI
Se trata de una planta de biotecnología que demandó una inversión del CONICET de 3.500.000 pesos.

La Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, inauguró en videoconferencia con la ciudad de San Miguel de Tucumán la Planta de Biotecnología de Buenas Prácticas de Fabricación de la Planta Piloto de Procesos Industriales Microbiológicos (PROIMI) del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Encabezaron el acto desde el instituto, el presidente del Consejo, Dr. Roberto Salvarezza, y la directora del PROIMI, Dra. Lucía Castellanos de Figueroa.

La planta es una unidad de producción de fermentaciones microbiológicas que permite el desarrollo de productos alimenticios y farmacéuticos.

Según palabras del Dr. Salvarezza, “el PROIMI es uno de los once institutos que el CONICET tiene en la provincia gracias a la inversión del Estado Nacional en ciencia y tecnología”. Y agregó que si bien tradicionalmente el instituto se dedicó a la investigación de biotecnología microbiana desde el laboratorio, “ahora se suma una posibilidad mayor que es la producción. Estamos habilitando una planta completa de buenas prácticas donde es posible fabricar bajo estándares internacionales. Hacemos el círculo virtuoso: del laboratorio a la producción”.

Finalmente destacó la labor de los investigadores, técnicos, becarios y personal administrativo “que todos los días ponen el hombro para hacer más grande la ciencia del país”.

Por su parte, la Dra. Castellanos sostuvo que en la planta “se pueden producir tanto insumos como brindar servicios de validación. La idea es hacer transferencia de todos los conocimientos científicos que se han logrado en el instituto”. A su vez, destacó que el PROIMI posee el único fermentador de 1.500 litros que existe en el país tanto a nivel estatal como privado.

Hacia el final de la comunicación, la primera mandataria señaló que “es un orgullo para todos los argentinos tener jóvenes dedicados a la ciencia, la tecnología y la investigación en biotecnología, ingeniería y química, que es donde va a estar uno de nuestros nichos más importantes en materia de investigación y desarrollo”. A su vez, agregó que “desde el 2003 la ciencia y la tecnología volvieron a ser uno de los pilares fundamentales en la inversión estatal y son política pública”.

La obra, que fue financiada por el CONICET, requirió un desembolso de 3.500.000 de pesos. Cuenta con una superficie de 350 m2  y contempla una unidad de producción con salas de control de calidad, de pesadas, lavadero, esterilización de material sucio, preparación de medios, mesada estéril, biofreezer, de fermentación, purificación y secado de producto. A su vez cuenta con una zona de oficinas con un sistema de comunicación con el área de producción, y depósitos de material de vidrio, de almacenamiento de materias primas y dos cámaras de 4 y -18 grados centígrados. Cabe aclarar que los materiales de construcción utilizados fueron pedidos de acuerdo a los estándares de la industria de biotecnología nacional e internacional.

Actualmente, el PROIMI emplea a 30 investigadores, 40 becarios, 21 técnicos y 3 administrativos.

Las nuevas instalaciones del Instituto se suman a las seis obras ejecutadas en Tucumán en el marco del Plan de Obras para la Ciencia y Tecnología de la provincia, cuya inversión alcanza los 15.641.383 de pesos.

Estuvieron presentes, el gobernador y vicegobernador de la provincia de Tucumán, José Alperovich y Juan Manzur respectivamente; el secretario de Innovación y Desarrollo Tecnológico, Javier Noguera; el diputado provincial Jesús Salim; el investigador Leandro Sánchez; y la becaria doctoral Paola Manfredi.

Para ver el video haga click aquí.