26/06/2015 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
La Dra. Barrancos disertó en las Jornadas Federales “La violencia contra las mujeres: las escuelas como escenarios de protección de derechos”
Durante su charla hizo un recorrido histórico del tema en cuestión, la incursión del feminismo y la importancia del sistema educativo para aniquilar tal flagelo.
Dra. Dora Barrancos durante la charla. Foto: CONICET Fotografía.

Ayer por la tarde, en el Centro de Galicia de Buenos Aires, la directora del Área de Ciencias Sociales y Humanidades del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Dra. Dora Barrancos, brindó una charla sobre la historia de la violencia contra las mujeres y la lucha del movimiento feminista, en el marco de las Jornadas Federales “La violencia contra las mujeres: las escuelas como escenarios de protección de derechos”, organizado por el Ministerio de Educación de la Nación a través del Programa Nacional de Educación Sexual Integral que se desarrolla entre los días 24 y 26 de junio.

Ante un auditorio repleto Barrancos comenzó con una introducción general de las condiciones históricas de la violencia contra las mujeres. “El cause de la violencia contra las mujeres es el cause del patriarcado. Desde que se instaló el patriarcado que es un régimen de exclusión que tiene data de nacimiento, es un invento completamente humano, no es de un orden divino, se las ha arreglado para jerarquizar el orden masculino y para defenestrar del orden público a las mujeres”, enfatizó.

Luego hizo hincapié en la visibilización y desnaturalización de los temas relacionados con la violencia contra las mujeres. “Estos acontecimientos no tenían el grado de significado crucial que hoy tienen. Sobre todo con la recuperación democrática hemos ganado una desnaturalización de la violencia, una correcta impresión gnoseológica sobre cual es el cause de la violencia que es el sistema patriarcal. No aumentó la violencia, aumentó la condena social”, reflexionó la Dra. Barrancos.

La directora del CONICET, reconocida por su trayectoria como feminista, destacó la lucha del movimiento y subrayó los avances en material legal en la Argentina. “La sanción de la ley 26.485 en 2010 fue un paso decisivo para prevenir y erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres. La ley tiene alcances remarcables, ya que se trata de toda y cualquier forma de violencia, privada o pública, aunque hay aspectos que todavía deben ser reglamentados”, afirmó.

En este sentido y en el marco de la convocatoria remarcó la importancia del sistema educativo. “Es importante explorar el flagelo y sobre todo subrayar el significado que tiene el sistema educativo para aniquilar en sus bases propedéuticas, simbólicas la violencia contra las mujeres”, concluyó.

Las jornadas buscan promover el intercambio entre docentes, estudiantes y equipos de las jurisdicciones del país, difundiendo las políticas públicas que se desarrollan en relación a la violencia de género; y, a su vez, poner en valor las distintas acciones interministeriales que pueden acompañar a las instituciones educativas en esta responsabilidad.