07/03/2013 | IBYME-CONICET
La detección temprana es la clave
La endometriosis afecta en el mundo a una de cada diez mujeres en edad reproductiva y puede causar infertilidad.

El 5 de Marzo en el auditorio de la Universidad Maimónides, Rosa Inés Barañao, investigadora independiente del CONICET coordinó un evento sobre endometriosis en el que participaron los médicos Martín Villamayor Figueroa, Federico Nölting, y José Miguel Curto, integrantes de la Sociedad Argentina de Endometriosis.

El endometrio es la capa de tejido que cubre al útero y la endometriosis ocurre cuando ese tejido aparece y crece por fuera de este órgano.

El especialista Martín Villamayor fue el primer orador y explicó a modo de presentación las generalidades de la enfermedad. Aseguró que a pesar de ser benigna, la endometriosis es evolutiva y progresiva y destacó la importancia de estas charlas porque la difusión y la información conducen a un diagnóstico temprano.

Federico Nölting expuso sobre el tratamiento de esta patología. “Afecta la calidad de vida del paciente y su vida social. Es muy común que la enfermedad disminuya la salud reproductiva y es por eso que el médico debe tener como objetivo aliviar el dolor, evitar el progreso de la enfermedad y restablecer la fertilidad”, aseguró.

José Miguél Curto tituló su charla “Endometriosis y fertilidad” y habló sobre las dificultades que afronta una mujer que convive con esta condición y que tiene deseos de ser madre. “La endometriosis puede causar esterilidad pero existe la posibilidad de revertirla con el tratamiento adecuado”, concluyó.

Si bien se desconocen las causas de la enfermedad, los especialistas afirmaron que una posible explicación radica en un proceso que se conoce como menstruación retrógrada, que se produce cuando la sangre menstrual fluye hacia atrás a través de las trompas de Falopio y se forma tejido uterino que permanece en la pelvis y crece.

La charla se realizó en el marco de la semana internacional de la lucha contra la endometriosis, que se llevó a cabo del 4 al 10 de marzo.

“Se sabe que 200 millones de mujeres padecen endometriosis en el mundo pero muchas de ellas tienen la enfermedad y no lo saben. Es importante el diagnóstico temprano para prevenir infertilidad, porque ese tejido que está por fuera del útero puede obstruir las trompas, la salida de los óvulos o afectar la calidad ovocitaria”, dijo Barañao, que dirige el Laboratorio de Inmunología de la Reproducción del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME, CONICET-FIBYME).

  • Por Alejandro Cannizzaro
  • Sobre Investigación
  • Rosa Inés Barañao. Investigadora independiente. IBYME.