16/11/2016 | VINCULACIÓN TECNOLÓGICA
Jornada de trabajo entre el CONICET y el INTI sobre Desarrollos Tecnológicos para la Discapacidad
Investigadores que trabajan en la temática expusieron diferentes experiencias y posibilidades de colaboración y transferencia entre ambas instituciones.
Autoridades e investigadores presentes durante la jornada. Foto: CONICET Fotografía.

Sin lugar a dudas la promoción de tecnologías que favorecen las competencias de personas que padecen algún tipo de discapacidad es de suma importancia para la igualdad de oportunidades, la inclusión y su calidad de vida. Según la Organización Mundial de la Salud sólo entre el 5% y el 15% de las personas que necesitan dispositivos y tecnologías de apoyo tienen acceso a ellos; ejemplos de estas últimas son sillas de ruedas, prótesis, ayudas para la movilidad, audífonos, dispositivos de ayuda visual y equipos y programas informáticos especializados que mejoran la movilidad, la audición, la visión y las capacidades de comunicación, entre otras.

Teniendo en cuenta el potencial del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el pasado lunes 7 de noviembre se desarrolló el Primer Encuentro “Desarrollos Tecnológicos para la Discapacidad”,  organizado por  los equipos técnicos de la Dirección de Vinculación Tecnológica y Social (DVT) del CONICET y la Dirección del Centro de Tecnologías para la Salud y la Discapacidad  del INTI.

El encuentro contó con la participación del Vicepresidente de Asuntos Tecnológicos, Dr. Miguel Laborde, del Ing. Daniel Lupi, miembro del Consejo Directivo del INTI, del Director del Centro de Tecnologías para la Salud y la Discapacidad del INTI, Ing. Rafael Kohanoff y del Director de Vinculación Tecnológica, Mg. Juan Soria.

Durante el mismo, investigadores  de ambos organismos y de distintas ciudades del país como San Juan, Entre Rios, La Plata, Tucumán, Mar del Plata, y CABA presentaron sus desarrollos tecnológicos y productos de apoyo para la inclusión social de personas con restricción permanente y/o transitoria en su autonomía y calidad de vida cotidiana. Entre las iniciativas que se expusieron, hubo algunas relativas a problemas tales como limitaciones vinculadas a déficits sensoriales (visuales y auditivas en distinto grado), de movimiento  y desplazamiento; de deterioros cognitivos, entre otras.

“Esta convocatoria fue pensada como un primer encuentro para realizar una puesta en común de los desarrollos de los investigadores del CONICET y del Instituto Nacional de Tecnología Industrial –INTI- en la materia, con el objetivo de dialogar sobre determinados aspectos clave como la evaluación de las posibilidades de producción; la incorporación de la visión del usuario en el desarrollo; el cumplimiento de la normativa y certificación; los alcances y limitaciones para su adopción y las posibilidades de trabajo conjunto entre ambas instituciones”, precisó Jorgelina Aglamisis, responsable del equipo de Tecnologías para la Inclusión Social de la DVT.

Los organizadores destacaron la variedad de desarrollos tecnológicos y la interacción fluida de los equipos de trabajo con actores sociales relevantes tales como escuelas, hospitales, centros de rehabilitación, organismos públicos, asociaciones civiles, entre otros.

Asimismo, producto de la sinergia entre los participantes del CONICET y el INTI se planteó la intención de ampliar la convocatoria a todos profesionales  que están trabajando en el tema con la idea de crear una Red de tecnologías para la inclusión de personas con discapacidad orientada mantener un intercambio de conocimiento y acciones para impulsar la transferencia.