CIENCIA Y EDUCACIÓN

Investigadores dialogaron con alumnos y docentes sobre las vocaciones científicas

Con el objetivo de seguir acercando la ciencia a la sociedad, científicos del CONICET charlaron con chicos de escuelas de Rosario, Granadero Baigorria, Funes y Capitán Bermúdez.


Charlas con científicos, en el auditorio del diario La Capital en Rosario. Foto: gentileza investigadores.

Ante un auditorio repleto con más de cien alumnos y docentes, la charla brindada por un grupo de investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) buscó despertar el interés por la ciencia en los más chicos, demostrando de una manera simple y didáctica cómo la matemática, la física y la biología están presentes en la vida cotidiana.

La apertura de la jornada, que se realizó en el marco del ciclo “Ciencia, ¿qué me contás?”, estuvo a cargo de Claudio Fernández, investigador del CONICET en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR, CONICET-UNR). Destacó la importancia del conocimiento científico como elemento indispensable para el desarrollo nacional, y, con ejemplos puso de manifiesto la estrecha relación de la ciencia con la vida cotidiana.

El objetivo de este ciclo es acercar la ciencia a los chicos, transmitirles conceptos fundamentales a través de charlas dinámicas y demostrarles a través de ejemplos prácticos y simples que la ciencia no es algo extraño. Con el eje puesto en despertar las vocaciones científicas, la idea también es darles a conocer las carreras afines a la ciencia y la tecnología que pueden seguir después de terminar la escuela.

Durante el evento, el investigador de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Claudio Pairoba, y el biólogo Luis Capozzo expusieron sobre distintos aspectos de la ciencia, los mitos sobre la figura del científico y cuáles son sus tareas en el día a día.

La charla fue la antesala del encuentro que se hará el 23 de octubre en el Teatro El Círculo de Rosario con casi mil alumnos que disfrutarán de una charla cara a cara con destacados investigadores del país. Se pondrá el eje en el deporte y de qué manera la química y la física colaboran o participan en las actividades deportivas. El ciclo continuará todos los años y ya tiene una programación prevista hasta el 2016, en distintos lugares del país.