10/12/2015 | INSTITUCIONAL
Investigadores del Consejo distinguidos por la Academia Mundial de Ciencias
Se trata de Marcelo Rubinstein, Belén Elgoyhen y Daniel de Florian quienes fueron reconocidos por su labor en la investigación.
El investigador Marcelo Rubinstein. Foto: gentileza investigador.

The World Academy of Sciences (TWAS) otorgó el Premio 2014 en Biología a Marcelo Rubinstein, investigador superior del CONICET en el Instituto de Investigaciones en Ingeniería Genética y Biología Molecular (INGEBI) y de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) en un evento que tuvo lugar en la Academia de Ciencias de Austria en Viena.

Fue elegido en la categoría Biología “por su significativa contribución para la comprensión de los genes involucrados en los comportamientos asociados al apetito, la adicción y la obesidad”. Estos estudios se vienen realizando desde hace veinte años y versan sobre los genes que controlan el circuito de la saciedad.

“Es un honor para mi recibir este premio y le agradezco a la Universidad de Buenos Aires, al CONICET y al Mincyt (detallar) que hicieron que esto sea posible brindándole apoyo a mis trabajos de investigación”, dice Rubinstein.

Además se designó como miembro a de la TWAS a la Dra. Belén Elgoyhen, investigadora superior del Consejo también en el INGEBI y a Daniel de Florian, investigador principal en el Instituto de Física de Buenos Aires (IFIBA, CONICET-UBA) quien obtuvo el premio TWAS 2014 en el área de Física por sus contribuciones fundamentales al entendimiento de la producción del bosón de Higgs en aceleradores de partículas.

La TWAS es una organización que reúne mil investigadores de unos setenta países. Fue fundada en 1983 con el nombre de Academia de Ciencias del Tercer Mundo, por un grupo de científicos entre los que se encontraba el Premio Nobel argentino Luis Federico Leloir, con el objetivo de promover la capacidad científica y la excelencia para el desarrollo sustentable en los países del Sur. Su sede se encuentra en la ciudad de Trieste, Italia y, desde 1991, la UNESCO ha sido responsable de su administración.