23/11/2015 | Noticias Institucionales
Investigadores del CONICET premiados por la TWAS
Fueron distinguidos por la Academia Mundial de las Ciencias por sus trayectorias en los campos de Matemáticas, Ciencias Médicas y Biología
La Academia Mundial de Ciencias (The World Academy of Sciences, TWAS), edición 2015, premió a tres investigadores del CONICET.

En su 26a Asamblea General, realizada en Viena entre el 18 al 21 de noviembre, la Academia Mundial de Ciencias (The World Academy of Sciences, TWAS) anunció los ganadores de su premio para la edición 2015 en las nueve áreas de ciencias que promueve: Ciencias Agrícolas, Biología, Química, Ciencias de la Tierra, Ciencias de la Ingeniería, Matemáticas, Ciencias Médicas, Física y Ciencias Sociales.

Tres de los galardonados son investigadores del CONICET: la Dra. Alicia Dickenstein, el Dr. Eduardo Arzt y la Dra. María Isabel Colombo fueron seleccionados por su excelencia académica y científica en el campo de las Matemáticas, las Ciencias Médicas y la Biología, respectivamente, junto a 11 premiados de otros países.

Pero, además, el reconocimiento no se redujo sólo a los premiados. Este año el Dr. Gabriel Rabinovich, también investigador del CONICET y reconocido internacionalmente por sus estudios de la galectina-1, una proteína producida en grandes cantidades por tumores para formar nuevos vasos sanguíneos y eliminar defensas para crecer y propagarse, fue nombrado miembro de la TWAS. “Fue una gran alegría recibir esta noticia. Ya fui premiado en el 2010 por la TWAS en el área de Ciencias Médicas y hoy recibir esta nueva distinción representa un honor adicional”, dice el investigador, agregando”: “Quiero felicitar a los tres brillantes premiados que hoy la Academia está reconociendo. Nunca tenemos que perder la brújula sobre la calidad y el objetivo mayor de nuestra investigación”.

La TWAS es una las academias científicas más prestigiosas a nivel mundial. Además del monto en efectivo que reciben, los premiados tendrán la oportunidad de brindar conferencias en la Asamblea General Nº 27 de la TWAS en 2016.

La Dra. Alicia Dickenstein, investigadora superior en el Instituto de Investigaciones Matemáticas “Luis A. Santallo“(IMAS, CONICET- UBA) recibió el premio por “su destacada contribución a la comprensión de discriminantes”, según se indica en la página web de la Academia.

Pero ¿qué son los discriminantes? La doctora en Ciencias Matemáticas explica que “muchos de los objetos que nos rodean se describen con condiciones algebraicas, y los discriminantes describen cuando hay algo especial, algo raro, una singularidad”. Además, permiten detectar y estudiar redes enzimáticas que admiten multiestabilidad, permitiendo diferentes respuestas celulares. Dickenstein ha desarrollado su carrera en Geometría Algebraica y sus diversas aplicaciones. En la actualidad se encuentra enfocada en estudiar métodos de álgebra y geometría aplicados a redes de reacciones bioquímicas. Respecto al premio expresó: “Estoy muy contenta. En el área de Matemática hay 33 premiados en la disciplina desde que se inició esta serie de reconocimientos, y en todo ese recorrido soy la segunda mujer que lo gana en este campo. Esta proporción seguramente cambiará mucho en un futuro cercano”. La investigadora mencionó que en nuestro país, anteriormente, el premio lo recibió el Dr. Carlos Segovia en 1995.

En el campo de las Ciencias Médicas la distinción fue para el Dr. Eduardo Arzt, investigador superior y director del Instituto de Investigación en Biomedicina de Buenos Aires (IBioBA, CONICET- Instituto Partner de la Sociedad Max Planck) por “lo realizado durante toda mi vida, la investigación en el campo de la neuroendocrinología molecular y por describir nuevos mecanismos de acción de hormonas y de tumores neuroendócrinos, es decir, tumores que ocurren en distintas glándulas que conectan al sistema nervioso con el sistema endocrino”, explica el Doctor en Farmacia y Bioquímica.

“Es una alegría tanto para mí como para mi equipo. La TWAS es una institución muy prestigiosa, me enorgullece muchísimo y no me lo esperaba realmente. Es una forma de retribución, un reconocimiento a lo que uno hace y significa un impulso grande para los jóvenes, para que se motiven y continúen trabajando en esto”, expresa entusiasmado.

En el campo de la Biología el galardón fue para la Dra. María Isabel Colombo, investigadora superior y Vice directora del Instituto de Histología y Embriología “Dr. Mario H. Burgos” (IHEM, CONICET-UNCU). “Yo creo que es un reconocimiento para el trabajo arduo que uno lleva como científico, pero por sobre todo pienso que es un reconocimiento para nuestro país. Han sido tres científicos argentinos galardonados y eso demuestra que se están haciendo muy bien las cosas a nivel científico en Argentina”, comenta desde su laboratorio en la ciudad de Mendoza.

La doctora en Bioquímica fue premiada por su trabajo sobre el estudio de un proceso celular llamado vía autofágica, y su relación con microorganismos patógenos que invaden células. “La autofagia es un proceso fisiológico normal que ocurre en todas las células. Auto significa a sí mismo, y fagia comer, o sea que es un proceso fisiológico que se estimula cuando se somete a las células a una situación de estrés, por ejemplo, a la falta de nutrientes”, explicó subrayando que la importancia de éste fenómeno radica en que “la célula trata de consumir parte de sus propios componentes ante la falta de nutrientes para lograr sobrevivir”. Además, Colombo ha trabajado con microrganismos patógenos importantes como el caso del Mycobacterium tuberculosis, agente causante de la tuberculosis, demostrando que la autofagia actúa como mecanismo de defensa contra este microorganismo.

La TWAS, con sede en Italia y alcance internacional, fue fundada en el año 1983 bajo la misión de constituir una fuerza científica en el mundo en desarrollo y mejorar la vida de las personas a través de la excelencia científica y sus aportes a la resolución de los problemas. En la TWAS también converge una red mundial de científicos y organizaciones que trabajan para promover la ciencia y desarrollo sustentable en el Hemisferio Sur.