01/04/2015 | PROGRAMA VOCAR
Investigadora del CONICET dictó un curso de Astronomía para docentes en Tucumán
El objetivo del mismo es brindarles herramientas prácticas para su aplicación inmediata en las aulas y conformar una red global de profesores.
La Dra. García durante uno de los talleres. Foto: CONICET Fotografía.

“Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí”. Con esta frase la investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Dra. Beatriz García, inauguró en San Miguel de Tucumán el “63º Curso Internacional de Astronomía y Astrofísica” del Programa Network for Astronomy School Education (NASE), del cual es vicepresidenta. Se trata de un proyecto de la Comisión 46 (Educación y Desarrollo de la Astronomía) de la Unión Astronómica Internacional (IAU).

Convencida de que “lo que queda fijado en la memoria es lo que realmente se experimentó”, Beatriz García, ante más de 60 docentes tucumanos del área de las Ciencias Naturales del nivel primario, profesores de Física de los niveles secundario y superior, y alumnos de los últimos años de institutos de formación docente de Física, expresó: “Aspiramos a que ustedes se vayan con una cantidad de información pero también con entusiasmo como para que en el aula pueden aplicar de manera inmediata los contenidos. No es un curso netamente teórico, es un curso de hacer, de observar”. El éxito del mismo radica en que sus actividades son prácticas, y despiertan en los docentes la curiosidad y la capacidad de transmitir a sus propios alumnos lo maravilloso que puede ser hacer ciencia.

Para la versión tucumana, NASE contó con el apoyo del CONICET, a través del Programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAr), y del Ministerio de Educación de la Provincia, a través del Centro de Innovación e Investigación para el Desarrollo Educativo, Productivos y Tecnológico (CIIDEPT). Es la primera actividad que ambos organismos realizan en conjunto desde que firmaron un convenio de cooperación educativa en 2014.

A través del curso se los capacitó a los profesores en Didáctica de la Astronomía, actividad basada en la aplicación del método científico en la enseñanza de los contenidos conceptuales y prácticos de esta ciencia. Para ello, lo docentes se dividieron en dos grupos y asistieron a diez talleres, cuatro conferencias y dos grupos de trabajo donde compartieron contenidos y prácticas sobre evolución de las estrellas, cosmología, historia de la astronomía, sistema solar, planetas y exoplanetas, entre otros temas. Por ejemplo desarrollaron, adaptando materiales de uso cotidiano y de muy bajo costo, el “Maletín del joven astrónomo”, que es un conjunto de herramientas necesarias para la observación astronómica.

Para la doctora García el dictado del curso implica una gran satisfacción profesional: “Los científicos no estamos sólo para producir papers. Vivimos en una época impresionante para la ciencia y la tecnología en la Argentina y tenemos la posibilidad de transmitir el conocimiento a los niveles que no son universitarios para poder generar lo que está necesitando nuestro país, que es recursos humanos”. A raíz de este taller y del Programa VocAr, la investigadora acerca sus conocimientos a la comunidad educativa para que ésta luego pueda propagarlos en sus aulas. A su vez, durante la jornada remarcó la importancia del rol de los docentes como mediadores entre el conocimiento científico y los jóvenes: “Es importante que los chicos sientan a las ciencias físico-matemáticas como disciplinas posibles en el país, como formas de vida, carreras que les van a dar muchas satisfacciones”.

Otro punto clave del curso es que en él se manifiesta el carácter transversal de la Astronomía, es decir que sus herramientas se pueden utilizar en diferentes disciplinas. “Uno puede usar la astronomía como una excusa en las áreas de física, matemática, biología, historia y hasta en educación física”, sostuvo la investigadora.

García no estuvo sola en el dictado del curso sino que una docente mendocina, Lucía Zarate, que ya había participado del Programa NASE en su ciudad, la acompañó. Justamente este es el fin del curso: empoderar a los docentes para que continúen con la propagación del mismo tanto en sus propias aulas como entre sus colegas. Entre los 60 docentes tucumanos, cinco fueron capacitados paralelamente para brindar talleres en esta edición.

Y la iniciativa no termina en los nodos locales sino que alcanza una escala más global, al formarse una red de docentes de todo el mundo que comparten experiencias a través del sitio web del Programa.

Cabe destacar que el año 2015 fue declarado el Año Internacional de la Luz y de las Tecnologías Asociadas con la Luz por la UNESCO, con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de la luz y sus aplicaciones. En Argentina durante el corriente año se llevarán a cabo diferentes actividades a lo largo del país para celebrar dicho festejo y el Taller NASE es una de ellas.

Estuvieron presentes durante la apertura del curso la Secretaria de Estado de Gestión Educativa del Ministerio de Educación de la Provincia, Prof. Silvia Ojeda; la coordinadora del Programa VocAr, Mg. Laura Noto; y la directora del CIIDEPT, Lic. Roxana Laks. A su vez, la Ministra de Educación, Prof. Silvia Rojkés de Temkin, participó del cierre de la jornada.

Para ver el banco de imágenes haga click aquí.