13/01/2014 | DIVULGACIÓN CIENTÍFICA
Investigación del CONICET destacada por Nature como una de las mejores de 2013
La publicación seleccionó el artículo de científicos argentinos sobre los mecanismos que usa el ave para cantar.
Mindlin, Amador y Sanz Perl. Foto: CONICET Fotografía.

La prestigiosa revista especializada Nature seleccionó de las mejores diez investigaciones del año 2013 el trabajo de los científicos del CONICET, Ana Amador, Gabriel Mindlin y Yonatan Sanz Perl. El artículo había sido publicado en marzo por la misma revista.

Para Ana Amador, primera autora del trabajo e investigadora asistente del CONICET en el Laboratorio de Sistemas Dinámicos de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, es un prestigio y una grata sorpresa que la investigación haya resultado seleccionada como una de las más relevantes del 2013.

Amador y equipo demostraron que la dinámica del canto del pájaro está codificada en un grupo de neuronas de la corteza cerebral premotora, que constituyen un núcleo llamado Centro Vocal Superior (HVC, por su sigla en inglés). El ave que se utilizó como modelo de estudio es el Taeniopygia guttata, conocido popularmente como Diamante Mandarín. A futuro, las herramientas desarrolladas en este trabajo podrían dar una clave para generar dispositivos de voz artificial.

“Creo que la elección está vinculada a la metodología interdisciplinaria entre la física y la biología que se utilizó para estudiar los mecanismos de producción del canto del ave. A partir de un modelo matemático se registraron las distintas respuestas cerebrales”, asegura Amador.

Según Mindlin, investigador principal del CONICET y director del laboratorio, fue este nuevo enfoque lo que permitió que generaran nuevos conocimientos en el campo.

“Este año vamos a incorporar nuevas herramientas para inspeccionar el comportamiento de estos núcleos neuronales, además de sumar técnicas de manipulación de la actividad cerebral. El objetivo es utilizar estos nuevos instrumentos para comprender globalmente cómo opera este sistema nervioso”, comenta Mindlin.

 

 

Click aquí para ver “Identifican los mecanismos que usa el ave para cantar”