PROGRAMA NACIONAL CIENCIA Y JUSTICIA

Impulso a las ciencias forenses en la ciudad de Puerto Madryn

Investigadores, becarios y personal de apoyo del CONICET presentaron una cátedra interdisciplinaria de Antropología Forense.


El Instituto de Diversidad y Evolución Austral (IDEAus CONICET-CENPAT), en línea con los objetivos del Programa Nacional Ciencia y Justicia del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), se ha constituido en un centro de referencia de investigaciones al servicio del Poder Judicial de la región, ya que junto a la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSB), inauguró la cátedra de Antropología Forense.

“Las ciencias forenses han despertado el interés tanto de científicos como de estudiantes. Durante el mes de mayo de este año, se lanzó en las sede de Puerto Madryn de la UNPSB, la primer Tecnicatura Universitaria en Criminalística de la región, en la que ya se inscribieron unos 300 alumnos. Es un número inusualmente alto para el promedio de ingresantes en la Universidad”, explicó la Investigadora asistente del CONICET y jefa de cátedra de la carrera, María Laura Parolín.

La experiencia del Instituto IDEAus en la prestación de servicios científicos al ámbito judicial cuenta con una larga trayectoria. Desde el año 2000 y mediante la firma de convenios marcos específicos realizados entre el CCT CONICET-CENPAT y la Procuración General de Justicia Provincial, se realizaron numerosas pericias forenses de carácter multidisciplinario en Área de Genética, Antropología, Arqueología y Entomología forense.

“La finalidad del convenio con la Universidad es la de poner al servicio nuestras capacidades humanas para la formación de profesionales capacitados por ejemplo, en la resolución de casos policiales y en la preservación de la escena del crimen”, aseguró Parolín.

El instituto del CONICET, se comprometió a partir de este vínculo, cursos de grado y posgrado con especial enfoque en Ciencias Forenses, seminarios, charlas y jornadas, actividades de capacitación para personal policial y de la Justicia y Tareas de Investigación y Asesoramiento.

La científica destacó la importancia de contar con investigadores, personal de apoyo y becarios del CONICET en la formación de nuevos recursos humanos al servicio de la justicia. “Esto permite despertar vocaciones científicas en jóvenes profesionales que deseen desarrollar su carrera de investigación aplicada a las ciencias forenses”.

“Todas estas iniciativas permiten incentivar a todos aquellos profesionales que trabajan en otras áreas del conocimiento, a buscar y a analizar posibles herramientas que permitan desde su disciplina, contribuir a la resolución de un caso judicial”, concluyó la científica.