18/12/2012 | CEQUINOR
Importante galardón para investigador del CONICET
El doctor Mauricio Erben, del Centro de Química Inorgánica, recibió el Premio José Galvele de la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales
El Dr. Mauricio Erben recibe el galardón

La Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (ANCEFN) hizo entrega de los premios Estímulo 2012, destinados a investigadores de hasta 40 años de edad que desarrollan su trabajo científico tecnológico en el país. En la categoría Ciencias Químicas, el reconocimiento recayó en Mauricio Federico Erben del Centro de Química Inorgánica (CEQUINOR, CONICET-UNLP).

Erben, investigador del CONICET y docente en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), resaltó que “en lo personal, el premio es un halago, pero más que nada es un reconocimiento a una tarea grupal, al trabajo que se realiza en el CEQUINOR”.
En esa línea, destacó “el rol de la universidad pública como formadora de gente joven, en un contexto de país en el que la ciencia debiera cumplir un papel importante ya que tiene mucho para aportar”.

Reconocimiento internacional

Erben fue nombrado recientemente Miembro Asociado de la Academia de Ciencias para el Mundo en Desarrollo (TWAS por su sigla en inglés) por un período de cinco años, junto con otros investigadores de México, Brasil, Chile y Ecuador.

“El objeto de esta membresía es promover la ciencia a nivel regional y establecer programas y proyectos de cooperación internacional”, expresó.
Según Erben, “esta formalización refuerza la presencia argentina en la TWAS y multiplica las posibilidades de interacción con científicos de otros países en un ámbito propicio de cooperación sur-sur, con países de desarrollo científico, necesidades y perspectivas similares”.

Su posicionamiento internacional le valió también el requerimiento de la prestigiosa revista Nature Chemistry que publicó recientemente una entrevista en su blog, The Sceptical Chymist.

El director del CEQUINOR, doctor Carlos Della Védova manifestó que los premios “reconocen el mérito y alientan el desarrollo de los jóvenes investigadores”, al tiempo que destacó que el de Erben “es un caso que se acopla directamente con las políticas de Estado de los últimos nueve años, con la incorporación de recursos humanos, la promoción de los mismos, inversión en infraestructura y equipamiento”.

En esa línea, Della Védova agregó que “están empezando a surgir esas personas que se fueron formando gracias al apoyo del Estado nacional y van obteniendo el reconocimiento en base a todo ese potencial que se generó últimamente”.

“Esto viene a complementar el surgimiento de esta refundación de la ciencia en Argentina, lo cual nos hace sentir realmente muy felices”, afirmó Della Védova.

Un centro en expansión

En los próximos meses comenzará la construcción del nuevo edificio del CEQUINOR que estará emplazado en el polo científico tecnológico que se está conformando en el sector este del Bosque platense y cuya finalización se estima para fines de 2014.
“Quienes hace tiempo estamos en este sistema, aún siendo optimistas por naturaleza jamás imaginamos el florecimiento de nuestra actividad tal como lo estamos viviendo en este momento”, expresó Della Védova.

Con la nueva infraestructura, el CEQUINOR buscará concretar uno de sus principales desafíos que es la instalación de un nuevo laboratorio de química de fluor en el país. “Es una tecnología en la que muchos de nuestros científicos tienen conocimiento, la hemos aprendido en otros lugares y la podemos traer con mucho valor agregado” puntualizó.

Otro de los proyectos del centro es establecer líneas de trabajo conjunto con lo que será el polo YPF Tecnología: “Ese será un emprendimiento realmente estratégico, de las mejores noticias que hemos recibido en los últimos tiempos porque la energía sigue siendo un arma de soberanía”, concluyó Della Védova.