PASO A LA INMORTALIDAD DEL GRAL. DON MARTÍN MIGUEL DE GÜEMES

Güemes: una figura clave en las luchas por la independencia

La investigadora del CONICET Marisa Davio analiza el rol del caudillo salteño en la resistencia a los embates de las fuerzas realistas provenientes del Alto Perú.


La investigadora del CONICET Marisa Davio analiza el rol de Martín Miguel de Güemes en el proceso independentista.

El 17 de junio de 1821, el General Martín Miguel de Güemes falleció luego de una semana de convalecer por una herida de bala recibida en el marco de una batalla, por ello se eligió esta fecha para conmemorarlo. Güemes nació en la provincia de Salta y defendió el norte de las Provincias Unidas del Río de la Plata frente a las tropas realistas, durante las guerras de la de independencia. Fue coetáneo de próceres como José de San Martín y Manuel Belgrano, con los que compartió estrategias y batallas para la defensa de las tropas realistas, el cruce de los Andes y el desarrollo exitoso de la campaña libertadora.

“Martín Miguel de Güemes mantuvo múltiples conexiones y comunicaciones con otros jefes y autoridades del Río de la plata y del Alto Perú para lograr que sus objetivos libertarios puedan concretarse. Entre ellos, uno de los líderes con los que mantuvo una fluida e intensa comunicación fue Manuel Belgrano, que entre los años 1816 a 1819 desde Tucumán instruyó militarmente al ejército auxiliar del Alto Perú y preparó a las tropas como retaguardia frente a la campaña los Andes, liderada por San Martín”, analiza Marisa Davio, investigadora del CONICET en el Instituto Superior de Estudios Sociales (ISES, CONICET-UNT). “Las tropas de milicianos de Salta y Jujuy de Güemes simultáneamente hostilizaban al enemigo realista, afincado en el espacio altoperuano para evitar su avance del Sur”, agrega

Por su papel trascendente en el proceso que derivó en la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Davio reflexiona que considera a Güemes como una figura clave. “Güemes actuó en coordinación con José de San Martín en el plan orquestado para cruzar los Andes que tuvo como fin conseguir la independencia de Chile y posteriormente la del Perú. Su principal aporte fue el haber resistido los embates realistas que avanzaban constantemente desde el Alto Perú -actual territorio de Bolivia- y que ocuparon en siete oportunidades las provincias de Salta y Jujuy, entre los años 1814 a 1821”, dice, y agrega: “Además, los caudillos patriotas en el Alto Perú acompañaron la empresa libertadora implementado una guerra de guerrillas, para que los realistas vayan perdiendo control sobre el terreno”.

 

El Héroe Gaucho y sus Infernales

Por su relación cercana con gauchos milicianos, que actuaron bajo sus órdenes para combatir a las fuerzas realistas que habían ocupado el territorio saltojujeño, es que se conoció a Güemes como el Héroe Gaucho. “Dicha relación no sólo se pudo concretar mediante un reclutamiento forzoso, sino que también Güemes supo poner una práctica una serie de concesiones ofrecidas a estos gauchos, para asegurar su seguimiento y evitar la deserción, tales como la efectivización en el pago de sueldos, la concesión de licencias, ascensos militares, el goce de fueros militares que los eximían de la justicia ordinaria y, en algunos casos, la exención en el pago de arriendos. Estas garantías ofrecidas, pronto encontrarían resistencia frente a los intereses económicos y políticos de las élites locales”, afirma Davio.

“En cuanto a la denominación gauchos infernales se refiere al ‘infierno’ que estos provocaban a las tropas enemigas seguidoras de la causa del Rey -los realistas-, atacándolos por diversos frentes y hostigándolos con combates constantes, es decir, dejando al ejército enemigo sin recursos ni fuerzas para continuar avanzando”, remarca la científica, y finaliza: “En definitiva, Güemes fue un líder carismático que supo guiar y motivar a sus tropas para enfrentar a los realistas en su territorio de origen. Su actuación en conjunto con otros líderes militares, como San Martín y Belgrano, generó prestigió a su imagen para finalmente ser reconocido como una de las figuras centrales en las luchas por la independencia”.

Por Cintia María Romero– Área de Comunicación CCT NOA Sur