14/11/2016 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
Estudiantes de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires participaron del encuentro científico “Manos a la ciencia”
La nueva herramienta de la Plataforma País Ciencia fue presentada en el Museo Argentino de Ciencias Naturales.

El quehacer científico no puede quedar en un laboratorio: debe traspasar fronteras hasta llegar a todos los ámbitos de la sociedad, especialmente a los jóvenes. Con ese objetivo en vistas, la Plataforma País Ciencia organizó el “Primer Encuentro Científico Nacional de Escuelas Secundarias Manos a la ciencia” en el Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” (MACN-CONICET).

Más de doscientos alumnos de quince colegios de las provincias de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires se reunieron en el Museo para socializar diversos temas relacionados con la ciencia y la tecnología que hayan sido abordados en sus respectivas aulas: medio ambiente, tratamiento de basura, agua, contaminación ambiental, robótica, calentamiento global, diseño de sistemas de riego, riego, agrobiotecnología, sustentabilidad, entre otros.

El doctor Pablo Tubaro, director del Museo, dio la bienvenida a los chicos junto al doctor Antonio Ambrosini, director de Relaciones Institucionales del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), y al doctor Claudio Fernández, investigador del Consejo y director de la Plataforma País Ciencia.

Durante la apertura, el doctor Tubaro expresó: “Es un orgullo para nuestra institución, que tanto valora la divulgación de las Ciencias Naturales, recibir a País Ciencia y, en particular, a este encuentro científico, porque creemos realmente en el valor de la educación de la ciencia en los más jóvenes y la importancia que eso tiene para despertar vocaciones científicas”.

A su vez, el doctor Ambrosini sostuvo que la jornada es fruto de un esfuerzo mancomunado entre muchas instituciones y agradeció a los alumnos por participar de la primera edición del encuentro.

Por último, el director de la Plataforma País Ciencia comentó a los presentes que en la Cámara de Diputador está en tratamiento un proyecto de ley para declarar de interés nacional al encuentro. Y agregó que “hay una demanda cada vez mayor de alumnos y docentes que piden tener ciencia en las escuelas. Es por eso que los módulos de País Ciencia se basan en las ideas de ustedes”.

El doctor Fernández también se refirió a la importancia de enseñar ciencia, ya que “a través del conocimiento podemos transformar la vida cotidiana de la sociedad y es un nivelador social, cultural y económico”.

En el encuentro, que adoptó un esquema similar a un congreso científico, los alumnos presentaron veinticuatro pósters, de los cuales catorce fueron seleccionados para ser introducidos como Comunicaciones Orales.

Hacia el final de la jornada, resultó ganador el proyecto “Medición de la contaminación acústica y lumínica”, de la Escuela IPET Nº 322 “Manuel Belgrano”, de Villa María, Córdoba.

Proyectos

Entre otros proyectos, el viernes se presentó Limpia urinales automatizado, de la Escuela de Educación Técnica Profesional Nº 455 “Gral. Don José de San Martín”, de Esperanza, provincia de Santa Fe. “El proyecto surgió a raíz de que vimos que el agua es un recurso natural no renovable, que muchas veces se desperdicia, y hay gente que no puede acceder al agua potable”, señaló una de las alumnas.

Es por eso que diseñaron un sistema que disminuye a 1.200 litros de agua, los 7.200 que se utilizan normalmente por día para limpiar los urinales, lo que genera una ahorro ecológico importante.

El profesor de la materia “Prácticas profesionalisantes” hizo hincapié en la importancia de este tipo de proyectos “que tiende a sacar el espíritu innovador de los alumnos. Estamos a punto de instalarlo en los baños de nuestra escuela. El costo es relativamente bajo, 610 pesos de materiales, y tiene un impacto ambiental positivo. Soy un convencido de que la ciencia y el desarrollo tecnológico tiene que ser una política de Estado”.

Por su parte, otra de las alumnas expresó: “A nosotros nos motiva a crear ideas y desarrollarlas. Con País Ciencia, tenemos un respaldo para volcar esas ideas y que nos escuchen y que entiendan lo que queremos. Años atrás, había chicos con proyectos buenos pero no tuvieron la oportunidad de presentarlos y desarrollarlos”.

Otro proyecto presentado en el marco de la jornada fue el de la Escuela Secundaria Técnica de la Universidad de San Martín (UNSAM), denominado Desarrollo de una formulación bloqueadora de rayos UV utilizando nanopartículas de TiO₂: Aplicación a espuma de poliuretano en recubrimiento de agujeros.

Las alumnas que exhibieron el desarrollo tecnológico son de José León Suárez, localidad del partido General de San Martín, donde las construcciones son muy precarias. A través de encuestas, detectaron una problemática de la zona: el 68% de los estudiantes del colegio tienen techos de chapas y un 40% presentan goteras.

Una de las alumnas expresó: “Esto se soluciona con la nanotecnología” y agregó que para ellas es importante “contribuir a un problema de nuestro barrio: las filtraciones de agua provocan humedad y esto genera enfermedades respiratorias, se deterioran los muebles e instalaciones eléctricas”.

Lo que proponen es utilizar espuma de poliuretano para rellenar agujeros, pero como la exposición solar la deteriora, agregan una base de barniz sintético con nanopartículas de dióxido de titanio. Esto bloquea los rayos UV y le da durabilidad a la espuma.

Para generar el proyecto, contaron con el asesoramiento de Galo Soler Illia, investigador del CONICET en el el Instituto de Nanosistemas de la UNSAM, y equipo -María de los Ángeles Ramírez y Rodrigo Medina-.

El doctor Soler Illia, tomó prestadas palabras de Sri Pandit JawaharlalNehru -primer ministro de la India independentista- y sostuvo que “a veces se considera que la ciencia es un lujo, y no es así. Es la única manera de salir del analfabetismo, de la superstición, de la falta de recursos de un país rico habitado por personas pobres. Solamente el conocimiento y la ciencia nos van a hacer progresar”.

Para conocer la totalidad de proyectos presentados, hacer click aquí.

El Encuentro contó con el apoyo del CONICET, Fundación Medifé, Fundación Bunge y Born, Fundación INNOVA-T, Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, Ministerio de Educación de la Nación, Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), Municipios de Esperanza y Villa María, MACN-CONICET, e Instituto de Investigaciones para el Descubrimiento de Fármacos de Rosario (IIDEFAR, CONICET-UNR).