NOTICIAS INSTITUCIONALES

Esteban Brignole, primer argentino miembro de la Academia Nacional de Ingeniería de Estados Unidos

El investigador del Consejo obtuvo la prestigiosa membresía.


Dr. Esteban Brignole. Foto: gentileza investigador.

Esteban A. Brignole,  Investigador Emérito del CONICET, fue elegido miembro extranjero de la Academia Nacional de Ingeniería de Estados Unidos (NAE por sus siglas en inglés: United States National Academy of Engineering).

El pasado 7 de febrero, el presidente de la Academia, Dan Mote, anunció los 86 nuevos miembros y los 18 miembros extranjeros entre los cuales se encuentra Brignole, ingeniero químico e investigador de la Planta Piloto de Ingeniería Química (PLAPIQUI), instituto dependiente de la Universidad Nacional del Sur (UNS) y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), ubicado en el predio del CONICET Bahía Blanca.

El doctor en Ingeniería Química de la Universidad Técnica de Dinamarca obtuvo la membresía por sus contribuciones al diseño molecular de solventes, sus modelos de equilibrios de fase de alta presión y por su rol de liderazgo en la relación ciencia, tecnología e industria. Cabe destacar su trabajo en la consolidación del PLAPIQUI como centro de educación de posgrado, investigación científica y desarrollo tecnológico con fuerte vinculación industrial.

Este proyecto nació en la década del sesenta y, desde entonces, fomenta la formación de recursos humanos calificados y contribuye con la investigación y el desarrollo científico a través de la creación de un complejo petroquímico de 10 plantas de avanzada tecnología. Estas plantas se encuentran instaladas en la ría de Bahía Blanca y toma, como materia prima, el gas natural y sus derivados.

El Programa de Investigación y Desarrollo del Complejo Petroquímico (PIDCOP) de Bahía Blanca, en el que participaron el CONICET, la UNS y las empresas que conformaron el Polo Industrial, fue un instrumento para la vinculación de los sectores público y privado. El programa es citado como antecedente en los considerandos de la ley de “Promoción y Fomento de la Innovación Tecnológica”.

A fines de la década del setenta, junto con la Universidad del Litoral en la UNS, se iniciaron los programas de posgrado en Ingeniería Química y disciplinas afines. Los cerca de 300 títulos doctorales son el testimonio de un intenso proceso de educación superior.

“Quiero destacar que esta distinción es un reconocimiento internacional a los logros de un equipo que fue continuado por varias generaciones, ampliando y perfeccionando los objetivos iniciales de ciencia y tecnología para el desarrollo”, señaló Brignole agradeciendo a todos los que trabajaron con él: “Cabe mencionar como protagonistas iniciales de esta construcción a Enrique Rotstein, Miguel Elustondo,  Martin Urbicain, Carlos Gígola, Numa Capiati, Enrique Vallés, Susana Bottini y muchos jóvenes que se sumaron al proyecto”.

Esta distinción es una de las más honoríficas dentro del campo de las ingenierías ya que destaca las contribuciones sobresalientes en investigación teórica, aplicada o en educación. Además reconoce a los desarrollos tecnológicos pioneros en distintos campos de la ingeniería, a los desarrollos que producen mejoras en los campos tradicionales y también a los nuevos enfoques innovadores en la educación de la ingeniería.

De esta manera, el doctor Brignole se convirtió en el primer argentino miembro de esta  prestigiosa institución, que ahora cuenta con 2.297 miembros estadounidenses y 272 miembros extranjeros. Los nuevos miembros serán bienvenidos formalmente en la ceremonia principal del encuentro anual de NAE, el 6 de octubre, en Washington, D.C.