01/12/2015 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
El Dr. Salvarezza participó del seminario “Desarrollo federal de un ecosistema productivo de alta tecnología”
Durante el evento, destacó las herramientas con las que cuenta el CONICET para apoyar el desarrollo tecnológico nacional.
El Dr. Salvarezza durante el seminario. Foto: CONICET Fotografía.

El presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Dr. Roberto Salvarezza, estuvo presente en el 1º Seminario Federal organizado por Grupo Sancor Seguros. Junto a expertos nacionales y regionales, participó del panel “Construyendo un ecosistema productivo de alta tecnología en América Latina. Visiones y perspectivas”.

Durante la jornada, se reflexionó sobre cómo la ciencia y la tecnología pueden contribuir al desarrollo emprendedor y la importancia de la construcción de políticas público-privadas para dinamizar el ecosistema productivo.

En primer lugar, el Dr. Salvarezza hizo un breve repaso por los logros que el CONICET ha alcanzado en estos últimos años: “Desde 2003, el Consejo ha crecido enormemente. Partimos de 3.000 investigadores, hoy tenemos 10.000; teníamos 2.000 becarios y ahora hay 10.000, la comunidad de CONICET tiene 23 mil personas. Pasamos de tener 100 centros e institutos a 250, que se localizan de Jujuy a Tierra del Fuego. Es un organismo que está presente en todas las universidades nacionales y que cruza transversalmente a las instituciones de ciencia y técnica del país”.

A su vez, el presidente del Consejo destacó los tres niveles en los que se ha trabajado en estos últimos cuatro años para intensificar el apoyo al desarrollo tecnológico. El trabajo con las PyMEs, las Empresas de Base Tecnológica (EBT) y la asociación con empresas forman parte del tejido que el CONICET ha construido para vincularse con el sector productivo.

“A través de los 250 centros e institutos, tenemos armado un esquema para soportar regionalmente la actividad de las PyMEs. Durante 2014, asistimos a más de 700 pequeñas empresas que necesitaban innovación en sus actividades. Por otro lado, en este momento el CONICET tiene 30 EBT. El objetivo de este programa es que nuestros investigadores vayan a las empresas para contribuir en la creación del I+D empresario, imprescindible para alcanzar la innovación. Una tercera alternativa es que el Consejo se asocie directamente con una empresa, como el caso de Y-TEC”, explicó el Dr. Salvarezza.

De esta manera, el presidente del Consejo explicó que estas herramientas hacen factible el encuentro entre el sector público y privado. Sin embargo, reconoció que el sector empresarial utiliza muy poco esta ayuda. “Somos capaces de hacer satélites, de tener tecnología nuclear, radares, productos biotecnológicos, como la soja resistente a la sequía. Todos estos desarrollos se hicieron desde este sistema científico y tecnológico. Está disponible y debe ser usado. Es responsabilidad del Estado tratar de encontrar los canales para que sea utilizado, y por otro lado, de las empresas y del propio Estado de apropiarse del conocimiento que está disponible. El sistema tiene instalada las capacidades pero son las empresas las que tienen que definir cuáles son los problemas que tienen para competir internacionalmente”, concluyó.

El seminario contó con el apoyo del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) y del Centro de Innovación Tecnológica Empresarial y Social (CITES).