21/10/2014 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
El Dr. Salvarezza participó de las Cuartas Jornadas de Química Inorgánica
Brindó una charla institucional en la que planteó las realidades y los desafíos del CONICET en la actualidad.
El Dr. Roberto Salvarezza durante su disertación. Foto: CONICET Fotografía.

En el marco de la inauguración de las Cuartas Jornadas de Química Inorgánica del Centro de Química Inorgánica “Pedro Aymonino” (CEQUINOR, CONICET-UNLP), el presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Dr. Roberto Salvarezza, brindó una charla en la que expuso “Realidades y desafíos” del organismo público que se presentan a partir del crecimiento exponencial que tuvo el financiamiento en ciencia en nuestro país en los últimos años.

“Es necesario vislumbrar la complejidad del escenario actual, y señalar los principales replanteos que surgen a partir de los cambios producidos en el panorama científico, para que entre todos aportemos al debate de qué ciencia queremos para el futuro de la Argentina”, manifestó el Dr. Salvarezza durante su disertación en el edificio ex Liceo de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

El presidente del CONICET hizo un repaso por la estructura jerárquica del organismo, sus funciones, su distribución geográfica y la organización de los catorce Centros Científicos Tecnológicos (CCT), los dos Centros de Investigación Multidisciplinarios, las doscientos veinticinco Unidades Ejecutoras (UE) distribuidas a lo largo del país y los ocho Centros de Investigación y Transferencia (CIT).

También mostró el crecimiento en materia de presupuesto del CONICET –de los casi 500 millones de pesos en 2004 a los 3.800 millones de pesos en 2014-, el constante desarrollo en materia de recursos humanos –a través de la incorporación sistemática de alrededor de mil becarios por año- y la distribución de los investigadores según las grandes áreas de estudio: Ciencias Agrarias, Ingeniería y de Materiales, Ciencias Biológicas y de la Salud, Ciencias Exactas y Naturales, Ciencias Sociales y Humanidades.

Recalcó, asimismo, que la cantidad de tesis defendidas haya aumentado más de cuatro veces entre 2003 y 2014. “Diez años atrás se daban doscientas becas por año. Ahora damos dos mil”, puntualizó el Dr. Salvarezza, agregando que según las estadísticas internas el 80 por ciento de las becas termina en doctorado: “Una tasa muy alta para el país y para el mundo”.

Más adelante, hizo un repaso por los proyectos de infraestructura que lleva adelante el organismo autárquico junto con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y la ejecución de los Proyectos de Investigación Orientados (PIO) para dar soluciones a problemáticas sociales concretas.

Sobre el final de su alocución, el presidente del CONICET resaltó que Argentina ocupa el puesto 31 en el ranking mundial de producción científica y sigue generando nuevos horizontes para la ciencia del país, como la transferencia tecnológica o los Servicios Tecnológicos de Alto Nivel (STAN). Y dejó planteadas, además, cuestiones para potenciar en las que se está trabajando a nivel institucional: “Estamos buscando estrategias para generar más transferencia de conocimiento, para despertar la vocación científica en los jóvenes de escuelas secundarias y difundir la importancia de la divulgación científica entre los investigadores. Es un nuevo paradigma cultural en materia de ciencia que todos debemos internalizar”, concluyó.

Durante la apertura de las jornadas también estuvo presente el subsecretario de Coordinación Institucional del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Sergio Matheos, quien dedicó unas palabras al ímpetu del organismo que representa por optimizar la ciencia en Argentina. En tal sentido, instó a la comunidad científica presente a que solicite los recursos que considere necesarios para su desempeño.

“Nosotros somos funcionarios pero también científicos, y sabemos que para que el país se desarrolle a través de nuestros conocimientos se necesita financiamiento en infraestructura, en equipamiento y en recursos humanos”, expresó Matehos. Asimismo, recordó a los asistentes la posibilidad con la que cuentan de adherir sus equipos y sus bases de datos a uno de los quince Sistemas Nacionales impulsados por el Ministerio de Ciencia, cuyo objetivo es propiciar la utilización eficiente de los recursos existentes en el país.