21/10/2013 | CICLO DE ENTREVISTAS CONICET
“El descubrimiento de fármacos es uno de los principales motores económicos a nivel mundial”
La plataforma tecnológica y el laboratorio Max Planck inaugurados recientemente en Rosario apuntan al desarrollo de estos productos en América Latina.
Claudio Fernández. Foto: gentileza investigador.

El jueves 10 de octubre se inauguró en el ámbito de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) un nuevo edificio de 1500 metros cuadrados, que albergará a la Plataforma para Servicio de Descubrimiento, Diseño y Desarrollo Preclínico de Fármacos de la Argentina (SEDIPFAR) y al nuevo Laboratorio Max Planck de Biología Estructural, Química y Biofísica Molecular de Rosario (MPLbioR).

Con dos objetivos diferentes pero que confluyen, estos dos proyectos dirigidos por Claudio Fernández, investigador independiente del CONICET y profesor titular de la UNR, apuntan a aunar esfuerzos para que el país se posicione como líder de la región en materia de desarrollo de nuevas drogas para el tratamiento de patologías que van desde el cáncer de pulmón, Parkinson y Alzheimer hasta enfermedades desatendidas como Chagas o Leishmaniasis.

 

¿En qué áreas trabajará la SEDIPFAR?

La plataforma consta de varias unidades, todas ellas claves para las distintas fases del diseño y descubrimiento de fármacos en fase preclínica. Existe una unidad de Química Combinatoria, que va a proveer bibliotecas de compuestos químicos para ser ensayados in vitro y en modelos celulares y animales para distintas patologías humanas. Una unidad, de Química Computacional, que va a hacer la simulación de la acción de estas bibliotecas contra blancos moleculares con potencial terapéutico. Una unidad de Biología Molecular y Celular, encargada de la producción de blancos moleculares y el desarrollo de ensayos biológicos para las distintas patologías. Y, finalmente, las unidades de Biología Estructural y Biofísica y de Modelos Animales, encargadas de desarrollar los screenings, es decir los estudios y análisis, para realizar la validación biológica de las distintas bibliotecas de compuestos.

 

¿Qué impacto cree que tendrá esta iniciativa en la región?

Nosotros apuntamos al diseño, descubrimiento y desarrollo de fármacos en fase preclínica. En América Latina tenemos una industria farmacéutica que produce básicamente genéricos y no hace innovación y desarrollo. El descubrimiento de fármacos es uno de los principales motores económicos a nivel mundial. Más allá de eso, también tenemos el problema de las enfermedades endémicas en Latinoamérica como Chagas, Dengue, Leishmaniasis y distintos tipos de malarias, que ninguna empresa farmacéutica atiende porque no reditúa ganancias. Actualmente las grandes empresas farmacéuticas han cambiado su modelo de negocios. No hacen investigación científica temprana, delegan los ensayos en la academia o en pequeñas empresas de biotecnología para luego, una vez hechas las pruebas, avanzar en el último tramo hacia el fármaco. Esto ha obligado a un acomodamiento de la academia, que ya no está sólo dedicada a la investigación básica, sino también a desarrollos concretos. Nuestra plataforma viene a cubrir esta vacancia en la región.

 

¿Con qué enfermedades van a comenzar a trabajar?

La plataforma tiene tres líneas de acción claramente definidas, que son patologías neurodegenerativas como Parkinson, Alzheimer y Huntington; cáncer de pulmón, y enfermedades endémicas de la región. En las dos primeras líneas la propuesta implica que SEDIPFAR ejecute todo el trabajo de fase temprana, para luego asociarse con la industria farmacéutica y avanzar en el desarrollo de los fármacos y su patentamiento. En el último caso, está claro que el financiamiento estatal será clave para llevar adelante todo el proceso.

 

El nuevo Laboratorio Max Planck, ¿qué nicho ocupa dentro del área de innovación y desarrollo?

Además de implicar la continuación lógica de nuestros trabajos conjuntos en el área de enfermedades neurodegenerativas, este nuevo laboratorio representa el soporte para la relación internacional de la plataforma. La Sociedad Max Planck, a través de Max Planck Innovation, creó el Lead Discovery Center, que es una plataforma de descubrimiento de fármacos a la que vamos a estar asociados a través de la Sociedad Max Planck, un vínculo fundamental para el ingreso de nuestra plataforma al mercado europeo.

Formación

Claudio Fernández es investigador independiente del CONICET y director de la Plataforma Tecnológica de Descubrimiento, Diseño y Desarrollo de Fármacos en Fase Pre-clínica de la Argentina (SEDIPFAR). Es además director del Laboratorio Max Planck de Biología Estructural, Química y Biofísica Molecular de Rosario.

Dirige también el Doctorado Internacional Conjunto en Biociencias Moleculares y Biomedicina (Argentina-Alemania), entre la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y la Universidad de Göttingen, Alemania.Fernández se recibi de Licenciado en Bioquímica y en Farmacia en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde además recibió su Doctorado en Química Biológica.

Realizó postdoctorados en el Centro de Resonancia Magnética (CERM) de la Universidad de Florencia, Italia, y en el Instituto Max Planck de Química Biofísica en Göttingen, Alemania. Es además profesor titular de la Universidad Nacional de Rosario.

  • Por Ana Belluscio.