03/10/2016 | Vinculación tecnológica
El CONICET como socio estratégico de la investigación y desarrollo de la estructura productiva nacional
En Tecno Fidta, el evento más importante de Sudamérica sobre la industria del procesamiento alimentario, la Dirección de Vinculación Tecnológica del Consejo brindó una charla.
Juan Soria, director de Vinculación Tecnológica, junto a integrantes del Consejo y representantes de la AATA. Foto: CONICET Fotografía.
Juan Soria, director de Vinculación Tecnológica, junto a integrantes del Consejo y representantes de la AATA. Foto: CONICET Fotografía.

Desde el 20 al 24 de septiembre se desarrolló en Costa Salguero Tecno Fidta, una exposición internacional de tecnología alimentaria, aditivos e ingredientes, donde en cada edición se presentan las últimas novedades en productos y servicios del sector alimentario.

Dentro de las propuestas de este año, la Asociación Argentina de Tecnólogos Alimentarios (AATA) organizó un ciclo de charlas académicas con conferencias y mesas redondas a cargo de especialistas que expusieron sus conocimientos y experiencias en industrias y organizaciones relacionadas con los sectores de alimentos y bebidas.

Juan Soria, director de Vinculación Tecnológica del Consejo, fue quien inauguró el ciclo con la charla “Vinculación del conocimiento científico a la industria alimentaria”, donde repasó los principales lineamientos de trabajo que se llevan adelante en materia de transferencia tecnológica hacia los sectores socio-productivos.

“Hoy el CONICET es una gran plataforma de innovación y de capacidades de investigación y desarrollo que se compone de más de 10 mil investigadores y 10 mil becarios que puede brindar soluciones adaptadas y complejas a diferentes industrias y trabajar en desafíos de manera conjunta”, aseguró Soria.

Con ejemplos exitosos de transferencia hacia Pymes, Soria remarcó que en el Consejo está abierto a recibir consultas y escuchar las demandas y necesidades que tienen las diferentes empresas e industrias para canalizar soluciones de investigación, desarrollo (I+D) e innovación. De esta manera, lo que se propone el Consejo como objetivo es posicionar competitivamente y sumar valor a los productos y procesos de las empresas del país.

“El año pasado trabajamos con aproximadamente mil empresas, brindando soluciones que van desde asistencias técnicas hasta la provisión de servicios tecnológicos y creación de proyectos de innovación. Las empresas revalorizan nuestro trabajo dado que le podemos dar respuesta a cuestiones que a estas no pueden afrontar por sus altos costos”, afirmó.

Cerrando la charla, Soria destacó que la mayoría de los grandes logros en materia de transferencia han sido producto de la construcción de confianza y de haber entendido cual es la realidad de ambas partes. “No importan por dónde se empiece, el diálogo fluido empresa-investigador es la clave”, concluyó para dar lugar a las consultas e inquietudes del público presente.