10/04/2013
El CONICET saluda a todos los investigadores en su día
En este 10 de abril “Día del Investigador Científico”, que conmemora el nacimiento de Bernardo Houssay, el CONICET agradece el esfuerzo, el interés y la pasión puesta de manifiesto cada día para construir y cimentar el crecimiento de esta Institución presente en todo el país.

La labor diaria de los investigadores se ve acompañada por un organismo que viene experimentando un crecimiento sostenido desde hace una década que se ve expresado en números.

Si se considera el período 2003 – 2013, el presupuesto del Consejo Nacional creció 12 veces, para pasar de 236 millones de pesos a 2.889 millones.

Con el lanzamiento del Plan de Obras para la Ciencia y la Tecnología, ya se cumplimentó la construcción del 50 por ciento de los 91 mil m2 proyectados en nuevos institutos, laboratorios y la modernización de instalaciones en diferentes puntos del país.

Asimismo, y con un fuerte apoyo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, en cinco años se duplicó el número de investigadores y cuadruplicó el de becarios, con una marcada mejoría de los estipendios de las becas y los niveles salariales del personal científico y técnico, en sus diferentes categorías.

La Carrera de Investigador Científico y Tecnológico ya cuenta con 7.485 investigadores, donde el 49% son mujeres y el 51% hombres. Se trata de un crecimiento que favoreció el retorno de científicos argentinos radicados en el exterior, que ya superan los 950.

Esta visión, sustentada en el crecimiento de la Ciencia y la Tecnología en el país, permitió que el CONICET a través de su Programa de Becas incrementara el ingreso de becarios al organismo. De los 2.378 en 2003, se llegó en 2012 a 9.076.

Más del 80% del Programa de Formación se destina a financiar becas de postgrado para la obtención de doctorados en todas las disciplinas. El 20% restante a fortalecer la capacidad de investigación de jóvenes doctores con becas post-doctorales, que experimentó un crecimiento del 500% en la última década.

Este día no sólo es una fecha para homenajear a todos los científicos argentinos reconocidos a nivel nacional e internacional, sino para agradecer el trabajo que realizan desde las grandes áreas del conocimiento y para recordar que esa labor se ha visto priorizada desde la dotación de recursos, infraestructura y políticas que fortalecen la articulación y coordinación entre el sector público y privado.

Además, en los últimos años el CONICET es testigo de como cada vez más jóvenes se integran a la profesión científica y tecnológica, nutriendo de vocaciones para sumar esfuerzos al avance en materia de inclusión y aumento de la equidad para una sociedad más justa.

Esta clara intención es la condición que orienta sus actividades: colaborar en mejorar calidad de vida de todos los ciudadanos, por medio de la incorporación del conocimiento para el desarrollo social, económico y con inclusión en un país en crecimiento.