07/07/2014 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
“El CONICET es una institución líder en la promoción de las actividades de ciencia y tecnología en el país”
El Dr. Salvarezza presentó los principales ejes de gestión frente a los miembros de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.
Dr. Salvarezza durante su exposición. Foto: CONICET Fotografía.

El presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Dr. Roberto Salvarezza, junto al vicepresidente de Asuntos Tecnológicos, Ing. Santiago Sacerdote, presentaron a los miembros de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación los principales lineamientos de la gestión y los desafíos a futuro del organismo.

Durante su exposición, el presidente remarcó que “el CONICET es una institución líder en la promoción de las actividades de ciencia y tecnología en el país, nuestras actividades de investigación conciernen todas las áreas del conocimiento”. También subrayó que el Consejo está presente en todas las provincias de Argentina, haciendo del mismo un organismo federal.

Por su parte, el presidente de la Comisión, Dr. Martín Rodrigo Gill, expresó que el CONICET junto a otros organismos científicos y tecnológicos, y a las universidades nacionales, “han permitido que el conjunto de los actores, con independencia de los partidos políticos de los cuales provienen, compartan el criterio de que la ciencia, la tecnología y la innovación productiva están en el centro de la agenda de las políticas públicas de nuestro país”.

Frente a los diputados de los diferentes bloques, el presidente del Consejo enumeró los tres ejes en los cuales se está trabajando: la transferencia del conocimiento, a través de Empresas de Base Tecnológica (EBT) y/o Consorcios Asociativos Público Privados (CAPPs), por ejemplo; la federalización, definiendo con las provincias y las universidades locales las problemáticas regionales; y la articulación, ligado a las dos anteriores, a través del trabajo en conjunto con otros organismos e instituciones públicas y privadas.

Asimismo, destacó las últimas acciones realizadas, tales como las convocatorias específicas para formar doctores en áreas estratégicas definidas en el Plan Nacional de Ciencia “Argentina Innovadora 2020”, la creación de los Centros de Investigaciones y Transferencia (CIT), los nuevos criterios de evaluación, los Proyectos de Investigación Orientados (PIO), las convocatorias específicas para becas posdoctorales y la creación de Empresas de Base tecnológica, entre otras.

Agregó que “para lograr una mejor distribución del personal de investigación hemos creado entre el 2013 y el 2014, 8 Centros de Investigaciones y Transferencia (CIT) que se suman a los 13 centros administrativos del organismo. Estos centros que se establecen junto a las universidades locales, ponen énfasis en las actividades de investigación que tienen impacto regional, y se articulan, en algunos casos, con los gobiernos provinciales”.

Al respecto, expresó que estos CIT buscan trasladar investigadores de la zona central a las zonas que tienen menos concentración de investigadores, a partir de la relocalización de científicos, o el otorgamiento de becas preferenciales.

En cuanto al presupuesto, Salvarezza hizo mención a la ejecución de 3.800 millones de pesos durante el 2014, haciendo referencia a la consideración por parte del Estado de la ciencia como un insumo importante para el desarrollo del país, buscando el impacto de la misma en la producción, el empleo y la innovación.

También destacó el Programa de Becas del CONICET como “la herramienta más importante que tiene el Consejo. Este Programa realmente distingue a la Argentina porque permite realizar un doctorado de forma gratuita. En cualquier otro país hay que pagarlo”, remarcó.

En cuanto a la transferencia de la tecnología, del 2010 al 2013 se ha duplicado el número de patentes: actualmente hay una cartera de 500. En este sentido, explicó que “se ha trabajado fuertemente desde la Oficina de Transferencia de Tecnología (OTT), la cual se encarga de vincular a los investigadores con las empresas y con todos aquellos que pueden estar interesados en sus desarrollos. Buscamos que el investigador pueda mirar si lo que encuentra tiene valor transferible, y luego protegerlo con patentes y transferirlo”.

“El sistema productivo argentino está entendiendo que tiene un sistema de ciencia y técnica en el cual puede apoyarse. En el año 2013 tuvimos 11000 servicios y convenios, en los cuales había 5000 contratantes de los cuales el 38% eran PYMES nacionales. De un año a otro hemos duplicado la cantidad de empresas que se acercan al sistema científico a solicitarle servicios”, resaltó Salvarezza.

Finalmente, presentó el Programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAr) como herramienta para acercar la ciencia a los jóvenes. A partir de la realización de actividades en distintos puntos del país, investigadores del Consejo muestran que “la ciencia es atractiva, y que en Argentina todos pueden ser investigadores independientemente de su condición social”.

Asimismo, expresó que este programa está destinado al público en general “porque creemos que un esfuerzo presupuestario tan importante del país, financiado por la sociedad, implica que tiene que saber qué hacen sus científicos, qué se está investigando en la Argentina. Es una cuestión de democracia”, concluyó.

Durante la disertación estuvieron presentes diputados de distintos bloques y sus asesores.