23/03/2016 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
El CONICET conmemoró el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia
Autoridades e investigadores del Consejo recordaron a las víctimas del terrorismo de Estado a 40 años del golpe militar de 1976.

Con motivo de la conmemoración del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia –en su 40º aniversario– el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) llevó a cabo un acto al que asistieron autoridades, personal administrativo e investigadores del organismo.

El Congreso de la Nación Argentina institucionalizó, a través de la Ley 25.633, el 24 de marzo como el día en el que se recuerda la muerte de civiles producida por la última dictadura militar que gobernó al país. Es importante mencionar que la comunidad científica también sufrió esa etapa con percusiones, secuestros, desapariciones y exilios.

Quien primero tomó la palabra durante el evento fue el Dr. Miguel Laborde, vicepresidente de Asuntos Tecnológicos del CONICET: “Este acto es un homenaje a todas las víctimas del terrorismo de Estado, no solamente a los 30.000 desparecidos, sino también a aquellos que aparecimos, a los bebés expropiados y a los asesinados, a los familiares y amigos, a las Madres y Abuelas de Plaza Mayo que han hecho una tarea magnífica a lo largo de todos estos años; y a los que sufrieron exilio externo e interno, lo que derivó en la pérdida de vocaciones científicas”.

A su vez, el Dr. Laborde sostuvo la importancia de que la política de Memoria, Verdad y Justicia permanezca como una política de Estado, más allá del gobierno de turno, “para que los juicios continúen, y que los genocidas cumplan su condena en una cárcel común”.

Luego, disertó la Mg. María Caldelari, experta en historia oral y escrita de la Universidad de Buenos Aires, quien fue convocada por el Consejo en 2015 para iniciar una investigación sobre el organismo en los años de la dictadura. Esta acción se realiza en el marco de un acuerdo firmado entre el Consejo y el INTA, “para impulsar investigaciones sobre derechos humanos como un modo de reparar la falta de investigaciones sobre el propio personal cesanteado, perseguido y asesinado durante aquellos años”.

“Nuestra investigación fue fundamentalmente un trabajo de archivo; recorre la historia del Consejo para centrarse en los aspectos legales y burocráticos que permitieron la depuración de personal administrativo y de apoyo a la investigación, de investigadores, técnicos y becarios”, explicó la historiadora quien junto a otro colega se basó en la lectura de legajos personales y resoluciones expedidas por interventores, delegados militares, presidentes y Consejos Directivos del CONICET, para construir gráficos que permitieran dimensionar lo ocurrido en el período 76-80, período más álgido en término de renuncias y cesantías.

Caldelari mencionó a tres trabajadores del Consejo que fueron secuestrados y asesinados durante el Proceso de Reorganización Nacional: Dante Guede –técnico del Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR, CONICET-CICPBA)–, Alicia Graciela Cardoso –técnica del Instituto de Astronomía y Física del Espacio (IAFE, CONICET-UBA)– y Roberto Luis López –técnico del Instituto de Oncología Ángel H. Roffo de la Facultad de Medicina de la UBA. “A los tres se les comunicó la cesantía a su domicilio ignorando lo que las autoridades del Consejo ya sabían, su ausencia”, expresó la magíster.

Finalmente, el Dr. Alejandro Ceccatto, presidente del Consejo, recordó al profesor Eduardo Pasquini, quien fue su docente en la materia Física Nuclear de la Licenciatura en Física de la Universidad Nacional de Rosario, y que fue desaparecido por la dictadura militar en el año 1976.

Luego agregó que “hemos atravesado múltiples situaciones terribles en esos años, en los que la sociedad argentina se arrimó a la barbarie del terrorismo de Estado. Espero que cuando se cumplan los 41 años del golpe, podamos recordarlo con el mismo pesar”.

También estuvieron presentes, la vicepresidenta de Asuntos Científicos del Consejo, Dra. Mirtha Flawiá; gerentes y directores del organismo; el sociólogo e investigador del CONICET Jorge Castro Rubel, nieto número 116 recuperado en democracia; la Dra. Mariana Tello Weis, integrante de la Red para la Articulación y el Fortalecimiento de las Investigaciones en Derechos Humanos en la Argentina; y en representación del Ministerio de Ciencia, Tecnología en Innovación Productiva de la Nación, el subsecretario de Coordinación Institucional, Dr. Sergio Matheos; el subsecretario de Estudios y Prospectiva, Lic. Jorge Robbio; y el coordinador ejecutivo del Gabinete Científico Tecnológico, Dr. Alejandro Mentaberry.

La Dra. Dora Barrancos, el Ing. Tullio del Bono y el Dr. Francisco Tamarit -miembros del Directorio del CONICET- enviaron sus adhesiones dado que no pudieron estar presentes.

Para ver el video haga click aquí.