PROGRAMA VOCAR - SALTA

Docentes salteños participaron del “55 Curso Internacional de Astronomía y Astrofísica”

Con el apoyo del Ministerio de Educación local, el CONICET y NASE enseñaron nuevas formas de llevar estas ciencias al aula.


Participantes del 55 Curso Internacional de Astronomía y Astrofísica - Salta

Durante cuatro jornadas intensivas, más de 40 docentes de nivel secundario de la provincia de Salta participaron de la edición 55 del “Curso Internacional de Astronomía y Astrofísica” organizado por el programa Networking for Astronomy School Education (NASE) de la Unión Astronómica Internacional (IAU). El evento contó con el apoyo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), a través de su Programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAR), y del Ministerio de Educación de la provincia de Salta.

La presidenta de NASE, Dra. Rosa María Ros, de la Universidad Politécnica de Catalunia de Barcelona, España; y la Dra. Beatriz García, investigadora del CONICET, fueron las responsables de la puesta en marcha de este proyecto en la ciudad norteña.

El curso, organizado en un esquema de 10 talleres y cuatro conferencias, busca capacitar a los educadores en Didáctica de la Astronomía, para poner de manifiesto el carácter transversal de la disciplina, y asegurar su propagación a partir de la creación de redes de docentes que promuevan las actividades en sus propias aulas.

Al respecto, la doctora Ros indicó que si se quieren promover vocaciones científicas “es muy importante que la sociedad conozca bien qué es lo que hace un científico. Debemos fomentar la comunicación de calidad de la ciencia, la divulgación científica, y promover la innovación docente”

En este sentido, señaló que la actividad está orientada a la comunidad docente porque “si formamos a un profesor, nos aseguramos que ellos formen a sus alumnos cada año, y de esta forma podemos expandir la astronomía”. Agregó que “la diferencia de NASE es que creamos un grupo de formadores en el país. De forma que esto tendrá continuidad”.

Por su parte, Beatriz García explicó que esta experiencia demuestra que en poco tiempo, en el aula y con materiales accesibles se pueden realizar estas actividades, que pueden ser usadas en distintos temas de casi todas las disciplinas, no solo astronómicas, físicas o matemáticas, sino también en química, historia, geografía. “Inclusive hemos tenido profesores de educación física”, añadió.

Si bien el curso está orientado a docentes de nivel secundario, cualquiera sea la materia que enseñen, este requisito no es restrictivo: han participado de los talleres docentes de primaria y universitarios. Una vez que comprenden y aplican las herramientas, pueden adaptar lo aprendido a todos los niveles.

“Como el curso tiene modalidad taller, los cupos son pequeños, porque la base es que el profesor haga. No solo que escuche o que lea, sino que experimente lo que uno está contándole ahí mismo. Que todo empiece y termine en el taller, para poder asegurarnos que el profesor se va con la suficiente confianza como para ejecutar lo mismo en el aula” detalló la doctora García. “Lo que buscamos es sorprender”, agregó la doctora Ros, en relación a las actividades realizadas.

Asimismo, indicaron que lo que están transmitiendo en este curso son las leyes de la física aplicadas al universo, que pueden perfectamente ser mostradas para enseñar física de la vida cotidiana. Los materiales utilizados durante las jornadas son accesibles y cotidianos; suelen estar en una casa o en una escuela, como madera, harina, cacao, pelotas, hilo, linternas, cartulinas, brújulas. “Si quieren hacer astronomía la pueden hacer, porque no necesitan nada especial o complicado de conseguir. El curso está pensado para hacer astronomía sin telescopio” añadieron.

Durante el tercer día de jornada, el ministro de Educación, Ciencia y Tecnología salteño, Roberto Antonio Dib Ashur, y la secretaria de Ciencia y Tecnología de la provincia, María Soledad Vicente, se hicieron presentes para acompañar y felicitar a los docentes participantes.

“Creemos que nuestros chicos van a ser capaces de hacer ciencia, y esto depende de su capacidad de transmitir y de lograr que las vocaciones científicas crezcan”, expresó el mandatario, y agradeció a las investigadoras por la realización de la actividad.

Este curso ha sido dictado en gran parte de Latinoamérica, así como África, Asia y Europa. La modalidad es siempre la misma: cuatro conferencias (Evolución de las estrellas, Cosmología, Historia de la astronomía, Sistema Solar) y diez talleres (horizonte local y relojes de sol, simuladores de movimiento, sistema Tierra-Luna-Sol: fases y eclipses, maletín del joven astrónomo, espectro solar y manchas solares, vida de las estrellas, astronomía fuera del visible, expansión del universo, planetas y exoplanetas, preparación de observaciones: software y telescopios).

La participación de los ministerios de educación locales permite que esta actividad otorgue puntaje docente, lo cual es un premio al esfuerzo que realizan los asistentes. “Hacía falta este nivel de curso. Uno como docente se ve respetado y valorado”, expresó una de las participantes al finalizar la jornada.