NOTICIAS INSTITUCIONALES

Distinguieron al Dr. Rabinovich como personalidad destacada de la ciencia

En un acto en la Legislatura Porteña, el investigador superior del CONICET fue homenajeado por su trayectoria en la lucha contra el cáncer.


Geffner, Salvarezza, Rabinovich, Alegre y Reboreda en la Legislatura Porteña. Foto: CONICET Fotografía.

Ayer por la tarde, en el Salón Presidente Juan Domingo Perón de la Legislatura Porteña, el Dr. Gabriel Rabinovich, investigador superior del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), fue distinguido como personalidad destacada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el ámbito de la ciencia.

Lo acompañaron y homenajearon durante el acto el presidente del Consejo, Dr. Roberto Salvarezza; la diputada Gabriela Alegre, impulsora del proyecto de reconocimiento al investigador; el decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, Juan Carlos Reboreda; y el investigador Jorge Geffner.

El Dr. Rabinovich trabaja en el Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME, CONICET-FIBYME) y es Profesor Titular de la UBA. Especialista en glicobiología e inmunología, identificó la función de Galectina-1, una proteína que ha demostrado tener un rol fundamental en los mecanismos inflamatorios y en patologías como cáncer y esclerosis múltiple. Su último trabajo revela el vínculo que existe entre determinados microbios y el crecimiento de tumores a distancia en el organismo.

El referente internacional en el desarrollo de herramientas terapéuticas para la lucha contra el cáncer, se mostró muy agradecido con la distinción ya que demuestra un claro apoyo a la ciencia y tecnología del país. “Este reconocimiento supera ampliamente lo que había imaginado cuando comencé mi carrera científica”.

El investigador reflexionó sobre su vida y el largo camino recorrido para llegar a ser científico. “¿Cómo un proyecto de investigación básico sin ninguna ambición de ser un proyectos de aplicación hoy está generando interés en el ámbito clínico?”, se preguntó Rabinovich mientras recordaba su infancia en la provincia de Córdoba: “A mis diez años nunca imaginé que la ciencia me iba a permitir no solo sobrevivir sino que iba a ser parte de mi destino”.

A su vez, se remontó al año 2003 “cuando la ciencia comenzaba a jerarquizarse socialmente y los científicos retornaban al país”. Recordó cuando en el año 2004 Néstor Kirchner lo llamó por su trabajo publicado sobre Galectina y Cáncer y que “prometió que protegería a la ciencia y que no permitiría más el éxodo de científicos”.

También, se refirió al CONICET “como la institución científica argentina por excelencia, que ha soportado las mejores y peores épocas de nuestro país” y se mostró orgulloso de que hoy ocupe el puesto 79 en producción científica entre 5.000 instituciones mundiales.

“El mayor de todos los sueños es poder aliviar la vida a millones de pacientes, mejorar su calidad de vida y prolongarla. No hay límites en lo que podemos descubrir”, concluyó el investigador rodeado de jóvenes investigadores y becarios que se acercaron a la Legislatura para apoyar el reconocimiento de su director.

Por su parte, el presidente del CONICET destacó las contribuciones que Rabinovich hizo al campo de la inmunología y señaló que “es un ejemplo del tipo de investigación que necesitamos en el país y es un producto de la universidad pública y del CONICET. Demostró que se puede hacer un postdoctorado en Argentina y ser uno de los mejores investigadores del mundo; hoy en día la ciencia argentina tiene capacidad de formación de este tipo de investigadores”.

También el Dr. Salvarezza hizo hincapié en la cantidad de ofertas que el investigador tiene para ir a cualquier universidad del mundo y que sin embargo opta por quedarse en el país: “Estamos hablando de una nueva generación de gente muy comprometida, que elige contribuir con la ciencia argentina, que se preocupa porque sus hallazgos lleguen como productos para todos aquellos que hoy en día padecen cáncer”. De esta manera, el presidente del Consejo destacó tanto el compromiso del Dr. Rabinovich en la generación de ciencia de calidad como en su impronta de transferirla a la sociedad.

Es importante destacar que todos los oradores reconocieron el apoyo que el investigador le da a los jóvenes, su capacidad de liderazgo y la generosidad que tiene hacia sus colegas.

Estuvieron presentes, el secretario de Ciencia y Técnica de la UBA, Dr. Ing. Aníbal Cofone; el ex presidente del CONICET, Eduardo Charreau; y la directora del IBYME, Dra. Damasia Becu De Villalobos.