21/02/2013 | Noticias Institucionales
Despiden a Enrique Segura
El investigador fue discípulo de Bernardo Houssay y uno de los pioneros en neurociencias del país.
Foto: gentileza IBYME.

El pasado 15 de febrero falleció el Dr. Enrique T. Segura, investigador principal (R) del CONICET Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME, CONICET-FIBYME).

Las líneas de trabajo del Dr. Segura estuvieron vinculadas a las neurociencias, los modelos de comportamiento y el estrés. Se formó en la Universidad de Buenos Aires como médico y recibió su doctorado en Medicina en la misma casa de estudios.

En 1968 fundó y fue Jefe del Laboratorio del Comportamiento del IBYME-CONICET, y se desempeñó como profesor en la Universidad de Buenos Aires y el Centro de Altos Estudios en Ciencias Exactas (CAECE), entre otras.

“El Dr. Segura cumplió 51 años en el CONICET, y hasta el último momento no dejó de concurrir y trabajar en el IBYME. Como bien decía: ‘soy el decano del CONICET’. Sin duda, un personaje carismático en nuestro medio. Compartió sus primeras investigaciones con Houssay, y su entusiasta proyecto a los 84 años era trasmitir el genio y figura de su maestro a las nuevas generaciones”, comenta la Dra. Damasia Becu, directora del IBYME.

A lo largo de su trayectoria profesional realizó más de 120 publicaciones en medios especializados y de divulgación, y recibió diferentes galardones como el Premio Facultad de Medicina a la mejor Tesis de Doctorado (1960) y el premio “Félix de Azara” de la Facultad de Farmacia y Bioquímica UBA.

Fue además miembro de la Asociación Médica Argentina, presidente de la Sociedad Argentina de Biología, la Sociedad Latinoamericana de Psicobiología, la International Society for Chronobiology, Miembro fundador y primer presidente de la Asociación Argentina de Investigadores Científicos y Tecnológicos (AADICYT) y Miembro fundador de la Asociación Argentina de Ciencias del Comportamiento.

“Amable, siempre con una sonrisa, caballero como ninguno. Amigo de los jóvenes, entusiasta en la dialéctica, fervoroso en la democracia, siempre respetuoso en sus palabras, así lo recordaremos, y lo despedimos con todo cariño”, asegura Becu.