04/10/2018 | CIENCIAS BIOLÓGICAS Y DE LA SALUD
Desarrollan una plataforma fotosintética para la producción de moléculas de alto valor agregado
Investigadores del CONICET en IBR participaron de investigación con potenciales aplicaciones biotecnológicas.
Investigadores del IBR Desarrollron una plataforma fotosintética para la producción de policétidos.

Los policétidos son moléculas que tienen aplicaciones relevantes en medicina, agricultura y otras industrias. El principal inconveniente es que muchos de estos compuestos son producidos en la naturaleza a partir de microorganismos que no se pueden cultivar en el laboratorio o son difíciles de manipular genéticamente.

Para dar solución a este problema un grupo de investigadores del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR, CONICET-UNR) – que desde hace más de 7 años trabajan en la obtención de nuevas moléculas biológicas que pueden tener distintas aplicaciones biotecnológicas-, en colaboración con dos laboratorios de la Universidad de California, San Diego (UCSD), desarrollaron una plataforma para la producción de compuestos policétidos a partir de microorganismos fotosintéticos, específicamente cianobacterias.

Esta plataforma permite la producción de moléculas de alto valor agregado, de manera versátil y sustentable, en microorganismos que son fáciles de manipular genéticamente y que son capaces de crecer con solo dióxido de carbono y luz solar.

El desarrollo fue presentado recientemente en la prestigiosa revista Metabolic Engineering. Julia Roulet, becaria doctoral de CONICET, fue la primera autora trabajo en el que también participaron su director, Hugo Gramajo y Ana Arabolaza, respectivamente investigador superior e investigadora adjunta del Consejo.

El trabajo demuestra la capacidad de esta plataforma fotosintética de producir compuestos derivados de las enzimas del tipo PKS que tienen potenciales aplicaciones en la industria de los biolubricantes.

“La nueva plataforma brinda la posibilidad de explorar nuevas rutas de síntesis de policétidos y también de producir los aún ya conocidos de manera sustentable”, concluye Ana Arabolaza, directorora del trabajo.

 

Jimena Zoni