12/12/2016 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
Culminó el Primer Simposio Nacional de Ciencia y Justicia en el C3
A lo largo de dos jornadas, expertos dialogaron sobre cómo el conocimiento científico-tecnológico puede ser un auxiliar técnico para una mejor aplicación de justicia.

En el auditorio del Centro Cultural de la Ciencia (C3), especialistas, científicos, tecnólogos y juristas argentinos y extranjeros compartieron sus experiencias de trabajo, resaltando la importancia de los saberes no jurídicos para la solución de casos judiciales.

Este encuentro, que fue organizado por el Programa Nacional Ciencia y Justicia, dependiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), se realizó con el fin fortalecer los lazos entre la comunidad científica y el sistema de justicia para acercar las ciencias de aplicación forense a la sociedad, y visibilizar el impacto de las ciencias en el mejoramiento de la calidad de vida de las personas a través de un servicio de justicia adecuado.

La clausura del Simposio estuvo a cargo del doctor Alejandro Ceccatto, presidente del CONICET, y del secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Legislaturas del Ministerio de Seguridad de la Nación, doctor Gonzalo Cané.

Para el doctor Ceccatto, durante las dos jornadas los presentes pudieron “visibilizar las innovaciones y técnicas que son aplicadas para la resolución de casos judiciales, como el software de reconocimiento de voz, junto con experiencias científicas que se vienen aplicando desde hace casi treinta años para el hallazgo de la identidad de personas desaparecidas, tal como viene desarrollando el Banco Nacional de Datos Genéticos”.

A su vez, expresó que el Simposio ha dado como resultado conclusiones valiosas: “Es necesario un trabajo multidisciplinario en ciencias forenses; así como también contar con protocolos de actuación y con procesos establecidos; con formación continua tanto para los jueces, fiscales y abogados como para los propios investigadores; con personal capacitado en los laboratorios forenses; y espacios de encuentro entre el mundo del Derecho y la ciencia”.

Por otro lado, el presidente del Consejo señaló que el Programa Ciencia y Justicia “es la respuesta institucional que el CONICET pone a disposición del Estado a los fines de contribuir y dar respuesta a dos servicios esenciales e indelegables: la seguridad y la justicia”.

Por su parte, el doctor Cané destacó “la importancia de unir estos dos mundos, que en principio pueden parecer distantes, pero que están íntimamente unidos. Eventos de este tipo son fundamentales para que esta interacción se materialice”. Y agregó que “es innegable que existe un matrimonio entre la ciencia y la justicia, entre el Ministerio Público Fiscal y la Seguridad, son una familia que debe permanecer unida”.

Estuvieron presentes durante el Simposio, jueces, fiscales y defensores oficiales, miembros del Directorio y Gerentes del CONICET, autoridades de los Ministerios de Seguridad, de Justicia y de Derechos Humanos, y de la Cartera de Ciencia, y representantes de las Fuerzas de Seguridad.

Programa Nacional Ciencia y Justicia

Establece vínculos operativos entre el CONICET y los Poderes Judiciales de todo el país, los Ministerios Públicos Fiscales y de la Defensa y los distintos operadores del Derecho. El CONICET, desde hace años, ofrece sus capacidades de investigación, capacitación y equipamiento en función a las necesidades específicas de los jueces y/o fiscales.

Los ejes del programa están definidos en cinco componentes: fortalecimiento de los laboratorios forenses, de los vínculos entre la justicia a nivel provincial y nacional y con organizaciones internacionales vinculadas al sector; mejora de los servicios forenses, informes y capacitación que presta CONICET; y generación de estímulos para la aplicación de la actividad científica en el campo forense.