23/06/2015 | MUSEO ARGENTINO DE CIENCIAS NATURALES - 203 ANIVERSARIO
Contar desde las imágenes
Profesionales del Museo recuperaron el archivo fotográfico de la institución y harán un recorrido por su historia a lo largo de diferentes muestras.

La cabeza de ñu mira al infinito desde una pared del hall del primer piso del Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” (MACN-CONICET). Al lado, una foto muestra que hace 88 años esa misma cabeza estaba colgada en la planta baja del pabellón de Zoología del Museo, también en Parque Centenario pero en otro edificio, mucho más chico que el actual.

A lo largo de sus 203 años en el Museo se tomaron imágenes y fotografías que pasaron a formar parte de su historia visual. Hace meses Ignacio Legari, restaurador y responsable de la Colección Museológica; junto a Vanesa Iglesias, jefa de Museología y profesional adjunta del CONICET; y Olga Vaccaro, a cargo del área de Educación, comenzaron a recolectar e intentar restaurar el patrimonio fotográfico con el objetivo de recuperar parte de la memoria de la institución.

“Compilando el archivo fotográfico documental encontramos alrededor de 1.500 imágenes, que provienen de negativos y positivos en soportes de vidrio de diversas técnicas como gelatinas, albúminas, autocromos, e incluso diapositivas pintadas a mano”, explica Legari. Las más antiguas datan de cuando el Museo estaba ubicado en la Manzana de las Luces, a fines del siglo XIX.

Las imágenes muestran diferentes aspectos de la vida del museo, y los profesionales decidieron entonces organizar una serie de muestras para exponer los diferentes momentos de la vida de la institución. En la primera, Un museo que renace, se exhiben imágenes del pabellón de Zoología, el primero en ser inaugurado en la (por entonces nueva) sede de Parque Centenario.

“Las fotos tienen gran cantidad de información no sólo sobre cómo se hacía ciencia en el Museo a principio del siglo XX, sino también sobre las personas que eran referentes de investigación en ese momento”, dice Pablo Tubaro, investigador principal del CONICET y director del MACN, quien agrega: “Queremos revalorizar esos materiales, mostrarlos y que ayuden a entender un poco mejor la historia del museo a lo largo de estos 203 años”.

Para Un museo que renace se seleccionaron piezas que muestran la construcción e inauguración del pabellón de Zoología, en 1927. “Estas imágenes están tomadas de las placas originales”, cuenta Iglesias. “Para ambientar la muestra recuperamos las antiguas vitrinas de la época de la Manzana de las Luces, las reacondicionamos y rastreamos los ejemplares que allí estaban exhibidos, una reproducción fiel de cómo se mostraban las colecciones en esa época”.

Legari cuenta que la forma de armar las exposiciones museológicas cambió con los años, y que en aquel tiempo – 1927 – la estética que predominaba era llenar la vitrina con los ejemplares disponibles. “El criterio para armar la exhibición tenía una reminiscencia al coleccionismo de arte que imperaba en 1900: atiborrar la casa con arte y objetos preciosos”.

“Creo que estas exposiciones que exponen el patrimonio histórico visual sirven para mostrar varias cosas: por ejemplo, que las instituciones son también un producto histórico con todos los aciertos y desaciertos que ha habido a lo largo del tiempo. Y que, en el caso del Museo, su historia es intensa y que muchos de los objetos que se exhibieron por primera vez también se conservan, como parte de la memoria y patrimonio de la institución”, analiza Tubaro.

La muestra “Un museo que renace” se inauguró el 23 de junio y se podrá recorrer en el horario del museo, todos los días de 14:00 a 19:00.

Para ver las imágenes haga click aquí.