TECNÓPOLIS 2012

Conocer los misterios de la evolución

Sebastián Apesteguía, investigador del CONICET, habló en el espacio de Paleontología sobre la evolución de los dinosaurios, sus diferentes características y cómo se relacionan con las aves actuales


Sebastián Apesteguía en el espacio de Paleontología del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva
No hay como tener una exposición dedicada a los dinosaurios y al ambiente donde habitaron para explicar su evolución, como vivieron y extinguieron. Los visitantes se congregaron en el espacio de Paleontología de la mega muestra de ciencia, arte y tecnología para charlar con Apesteguía, paleontólogo e investigador adjunto del CONICET en el Centro de Estudios Biomédicos, Biotecnológicos, Ambientales y Diagnósticos (CEBBAD) de la Universidad Maimónides.
 
Después de ver las reproducciones en tamaño natural, las primeras preguntas giraron en torno a si los humanos y los dinosaurios vivieron en la misma época. “No”, respondió el especialista, “los humanos salimos hace casi 2 millones de años en África y ellos vivieron hasta hace 65 millones de años”.
 
Su relación con las aves fue otro de los temas más tocados. Apesteguía explicó que distintos estudios muestran que las aves son dinosaurios vivientes, que pertenecen al mismo grupo que los velocirraptores. Comentó además que algunas investigaciones muestran que cuando se inhiben ciertos genes las aves pueden desarrollar dientes y cola, similares a las de sus ancestros.
 
“¿Alguna vez vamos a saber de qué color fueron los dinosaurios?”, preguntó uno de los asistentes. “Difícil, pero tal vez a futuro”, explicó, “porque las técnicas de laboratorio actuales no nos permiten reconocer los pigmentos de sus plumas, que se degradaron”.
 
Apesteguía se especializa en reptiles de período Cretácico, que comenzó hace aproximadamente 144 millones y terminó 65 millones de años atrás. “En esa época vivían reptiles que medían desde 10 centímetros hasta 35 metros”, dijo.
 
Trabajó en excavaciones en la Argentina y también en Bolivia, Ecuador, Estados Unidos, Francia y Hungría. Describió cinco dinosaurios nuevos y otros animales de esa época como el mamífero Cronopio dentiacutus, similar a una ardilla con dientes de sable, y la serpiente con patas Najash rionegrina.

En esta nueva edición de Tecnópolis 2012, organizada por la Unidad Ejecutora Bicentenario de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación, el CONICET acompaña institucionalmente con sus investigadores al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en sus 13 espacios temáticos con propuestas y atracciones para disfrutar, explorar y aprender.

La mega muestra de ciencia, tecnología y arte está situada en un predio de más de 50 hectáreas en la localidad de Villa Martelli, provincia de Buenos Aires. Se encuentra abierta de martes a domingos, hasta finalizar octubre, de 12 a 20 hs. con entrada libre y gratuita.

Dirección de Relaciones Institucionales