28/11/2013 | VINCULACIÓN TECNOLÓGICA
CONICET: vinculando el conocimiento con la pequeña agroindustria argentina
Investigadores y pequeños productores se reunieron para proponer trabajos conjuntos.
workshop con pequeños productores

Producción de vino, miel, jalea real, semillas, dulces, aceitunas, frutas y verduras autóctonas, son sólo algunos de los productos con los que trabajan pequeñas cooperativas de todo el país, que buscan crecer en producción y calidad a través de la vinculación con el CONICET.

Para ello, la Dirección de Vinculación Tecnológica (DVT) del Consejo organizó una jornada en colaboración con el Centro de Investigaciones para la Transformación (CENIT), bajo la coordinación académica de Anabel Marín, investigadora asistente del CONICET en el CENIT. El objetivo fue reunirse con los productores e identificar cuáles son sus necesidades tecnológicas y organizacionales para avanzar en la búsqueda de soluciones a partir de la oferta de conocimiento propuesta por los científicos de la institución.

“Hace varios años que el sistema científico tecnológico viene creciendo, siguiendo el mandato impartido por el Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. Conocer las necesidades del sector socio-productivo nos permite enfocar de forma específica las capacidades, tecnologías y desarrollos de la institución, así como también las mejores herramientas para promover la adopción e implementación de esos conocimientos. Por ello el CONICET está abierto para recibir tanto a instituciones como a empresas grandes o chicas que quieran acceder a su oferta”, dijo Mariana Berenstein, coordinadora general de la DVT durante la inauguración del encuentro.

La jornada contó con la presencia de diez productores que desarrollan prácticas agrícolas innovadoras y que tienen el potencial de convertirse en ’alternativas transformadoras‘. Este tipo de prácticas son aquellas que se apartan de las adoptadas convencionalmente dentro de los sistemas preexistentes, y que plantean la posibilidad de mejorar las dimensiones económicas, sociales y ambientales.

“Queremos vincularnos y acceder a la información para usar los recursos tecnológicos del CONICET, y así mejorar nuestros productos y aumentar su cantidad” expresó Matías Alberto Fioretti representante de la Cooperativa Viva el Monte de San Javier, Córdoba.

El taller estuvo pensado para poder articular la oferta de conocimiento y las necesidades de cooperativas muy pequeñas – sustentadas principalmente por familias – para poder responder a sus requerimientos. “Nos interesa seguir produciendo conocimiento que sea útil para continuar innovando con los pequeños productores”, concluyó Marín.

  • Por: Jimena Naser