28/07/2015 | TECNÓPOLIS 2015
Con récord de concurrentes, el fin de semana transcurrió lleno de actividades en el espacio del CONICET
De viernes a domingo, el stand fue visitado por grandes y chicos que disfrutaron de charlas interactivas y proyecciones audiovisuales.
Charla interactiva en el Espacio de Diálogos y Cine. Investigador: Dr. Fabricio Ballarini. Foto: CONICET Fotografía.

La primera semana de las vacaciones de invierno cerró con nuevas actividades para toda la familia. Fueron muchísimas las personas que pasaron por los espacios “Diálogos y Cine” y por “Científicos por un día” que el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) mantiene en la megamuestra de ciencia, arte y tecnología Tecnópolis.

Investigadores a bordo del Buque Oceanográfico Puerto Deseado

Tanto el viernes como el sábado, las actividades comenzaron con una charla interactiva titulada “Bioprospección Extrema” a cargo de Leandro Sánchez, investigador del Consejo en la Planta Piloto de Procesos Industriales Microbiológicos (PROIMI-CONICET), y de Federico Acosta, investigador en el Centro de Investigaciones y Transferencia Catamarca (CITCA, CONICET-UNCa).

“La bioprospección es salir a buscar nuevos organismos, es el descubrimiento y comercialización de brioproductos. En nuestro campo científico, exploramos microorganismos que tengan aplicaciones útiles para la sociedad. Los nuevos científicos salen de los laboratorios a buscar nuevas formas vivientes”, sostuvo el Dr. Sánchez quien hizo una breve introducción a los microorganismos que habitan en las profundidades oceánicas. Ambos investigadores se embarcaron en el Buque Oceanográfico Puerto Deseado para hallar microorganismos que permitan hacer nuevos antibióticos.

Por su parte, Federico Acosta relató cómo es salir del laboratorio y embarcarse en una exploración a la Antártida: “Ahora el científico llega a lugares donde antes no se podía. Cuesta más porque hay que adaptarse a situaciones que no estábamos acostumbrados. El viaje en el Buque por la Antártida fue una gran experiencia, y muy dura. Me costó unos tres días acostumbrarme al movimiento del barco, los primeros días estuve muy mareado. Había olas de 18 metros de altura, teníamos que dormir atados a la cama pero valió la pena ya que el fin es obtener conocimiento y es lo que nos hace únicos como seres humanos”.

Neurociencia en acción

El domingo, el Dr. Fabricio Ballarini, investigador del Consejo en el Instituto de Biología Celular y Neurociencia “Prof. E. De Robertis” (IBCN, CONICET-UBA), brindó dos charlas interactivas donde puso a prueba la memoria y la atención de los asistentes. Las denominó “Nadie sabe lo que hizo el verano pasado: una historia de falsos recuerdos” y “De a una cosa a la vez: limitados por la atención”.

Relató brevemente cómo guarda información el cerebro: “No es un proceso mágico sino que la información se guarda en neuronas que se conectan unas con otras formando recuerdos. Cuando se desconectan, los recuerdos se pierden”. A su vez, el investigador interpeló al público con preguntas para evaluar su nivel de memoria: “¿Se acuerdan de los números de teléfono y los cumpleaños de sus amigos? ¿Y lo que hicieron hace una semana o le verano pasado? ¿Cuál es el recuerdo más viejo que tienen? ¿Confían en sus recuerdos?”.

Mediante diferentes test de memoria, Ballarini demostró cómo el cerebro a veces relaciona palabras o hechos conformando una falsa memoria. Es por eso que recomienda no siempre confiar en los recuerdos. “Hay que ser concientes que el cerebro manipula y cambia la información guardada en él”, sostuvo.

También proyectó pequeños videos para poner a prueba la atención de los participantes y demostrar que cuando hay muchos estímulos es difícil prestar atención a toda la escena. “Es por eso que no podemos hacer varias tareas al mismo tiempo. Por ejemplo, cuando un conductor chequea su celular, toda su atención va al dispositivo y las posibilidades de chocar aumentan”, explicó.

Las proyecciones no estuvieron ausentes el fin de semana: el viernes se presentó un capítulo de “Historias de Ciencia” sobre biología marina y el sábado se proyectó el documental “Migraciones 3.0”. El domingo, el investigador Pablo Puerta dialogó con los presentes sobre el trabajo del paleontólogo luego de proyectar un capítulo sobre esta disciplina. El cierre estuvo a cargo del actor Boy Olmi quien acompañó la proyección de dos capítulos de “Historias de Ciencia”, del cual es conductor.