NOTICIAS INSTITUCIONALES

Científicas/os del CONICET obtienen la beca Marie Curie

La Comisión Europea seleccionó los proyectos relacionados a las temáticas de género y cambio climático aplicados a distintas disciplinas.


Natalia Ríos, Lorena Córdoba y Leandro Gallo

Lorena Córdoba, Natalia Ríos y Leandro Gallo, científicas y científicos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), fueron galardonados por la Comisión Europea a través de la beca Marie Sklodowska Curie para investigaciones individuales. La misma apoya a investigadores experimentados brindándoles oportunidades para adquirir nuevos conocimientos y trabajar en proyectos de investigación en un contexto europeo. Están destinadas a fomentar la formación y el desarrollo de su trabajo en temas de innovación.

“Obtenerla era una idea muy lejana. La beca Marie Curie es un ideal que a priori es inalcanzable, es muy competitiva”, comenta Leandro Gallo, becario postdoctoral del CONICET en el Instituto de Geociencias Básicas, Aplicadas y Ambientales de Buenos Aires (IGEBA, CONICET- UBA). Y agrega: “El año pasado hubo cerca de 17 por ciento más de aplicaciones y la tasa de éxito es del 7 por ciento. Es muy complicado obtenerla, con lo cual fue doble la sorpresa de haber sido beneficiario”.

Natalia Ríos, becaria postdoctoral del CONICET en el Centro de Referencia para Lactobacilos (CERELA, CONICET), busca estudiar el impacto de diferentes cepas probióticas productoras de bacteriocinas en la composición de la microbiota intestinal y en las alteraciones metabólicas asociadas a la obesidad. “Sería interesante utilizar la microbiota como un blanco terapéutico, por ejemplo para tratar desórdenes metabólicos o patologías como la obesidad”. “Impacto de las bacteriocinas en la Microbiota y la Obesidad (Proyecto “BIOMA”)” se titula la iniciativa que fue galardonada.

Otro de los proyectos seleccionados es “TANGO: Un marco probabilístico para el análisis de deriva polar – determinación de paleolongitud en tiempos geológicos”, de Leandro Gallo. El estudio explora el problema de la determinación de la paleolongitud de los continentes a través de un enfoque innovador e interdisciplinario que integra técnicas modernas de ciencia de datos y aprendizaje automático con el paleomagnetismo. Estos esfuerzos permitirán proporcionar reconstrucciones paleogeográficas de más de 130 millones de años con estimaciones de incertidumbre por primera vez.

Lorena Córdoba, investigadora independiente del CONICET en el Instituto de Investigaciones de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Católica Argentina (UCA), fue distinguida por su proyecto “Las mujeres invisibles: historias olvidadas y sin nombre del auge cauchero” (Amazonía boliviana, siglos XIX-XX). La doctora destaca que el trabajo buscará rastrear, reconstruir y revalorizar la agencia femenina durante el auge cauchero boliviano. Se trata entonces de rescatar los testimonios de y sobre mujeres nativas (siringueras, cocineras, criadas, lavadoras, amantes, “esposas del monte”) que fueron desatendidos por las fuentes por su condición étnica, así como también de indagar en las historias de aquellas mujeres criollas o europeas que llegaron a la Amazonía pero fueron silenciadas.

Los evaluadores de la Comisión Europea priorizaron aquellos proyectos que integran las 17 metas de desarrollo sustentable de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dentro de los cuales se encuentran la igualdad de género y la defensa del medio ambiente, abordados por los y las investigadores del CONICET.

Las becas tienen una duración de dos años. Córdoba estará radicada en el departamento de Humanidades de la Universidad de Venecia Ca’ Foscari, Ríos se radicará en el Alimentary Pharmabotic Centre (APC) Microbiome, University College Cork, Irlanda, y Gallo en “The Centre for Earth Evolution and Dynamics (CEED)” de la Facultad de Matemáticas y Ciencias Naturales, de la Universidad de Oslo, Noruega.