PROGRAMA NACIONAL CIENCIA Y JUSTICIA

35° aniversario del Equipo Argentino de Antropología Forense

En el marco de la celebración del 35° aniversario del EAAF se puso de manifiesto la cooperación entre el CONICET y dicha ONG.


El Equipo Argentino de Antropología Forense –EAAF-, celebró el jueves último sus 35 años de vida. El encuentro se llevó a cabo en el Centro Cultural de la Ciencia con la presencia de alrededor de 400 personas, representantes de organismos de Derechos Humanos, familiares de víctimas y representantes del Poder Judicial.

Previamente, se había llevado a cabo en una de las salas del Centro una Mesa de Trabajo Interdisciplinaria sobre Investigación Criminal, organizada en forma conjunta por EAAF y el Programa Nacional Ciencia y Justicia del CONICET.

Durante la celebración del aniversario el Director del EAAF, Luis Fondebrider, destacó la importancia del aporte de los investigadores para el trabajo cotidiano del Equipo y los buenos resultados de acuerdo de colaboración entre su organización y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). “Un país que no tiene ciencia no es un país”, expresó Fondebrider como modo de agradecimiento a los anfitriones del Consejo.

En el mismo sentido se pronunció el gerente de legales del Consejo y responsable técnico del Programa Nacional Ciencia y Justicia, Alan Temiño. “Este programa se inició hace cuatro años y ha crecido en forma sostenida, pero tenemos mucho por delante para dotar a la Justicia de instrumentos científicos a los fines de construir certeza y mejorar por ende el servicio de Justicia”.

Entre otras personalidades, estuvieron presentes en el acto la Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto y la antropóloga Mercedes Doretti, una de las fundadoras de EAAF. A través de un video también envió sus saludos el médico forense Morris Tidball. El cierre fue musical, a cargo del Cuarteto del Tata Cedrón.

Anteriormente, en el contexto de la celebración, se había convocado a una mesa de trabajo a distintos actores de la vida pericial y judicial, en la que se dialogó sobre la importancia y la problemática que se enfrenta  en la investigación criminal compleja para buscar una comprensión común en el quehacer diario de los actores jurídicos y científicos.