19/04/2017 | CIENCIAS EXACTAS Y NATURALES
El antepasado más antiguo de las aves y los dinosaurios está ahora en el MACN-CONICET
Se presentó una reconstrucción en vida de Teleocrater rhadinus, el animal que fue descubierto en la década del ’30 y que fue el protagonista de una investigación publicada la semana pasada en Nature.

En 1933 el paleontólogo británico F. Rex Parrington, de la Universidad de Cambridge, halló los primeros fósiles de Teleocrater rhadinus en Tanzania, África. Más tarde, Alan Charig, también paleontólogo y británico, determinó no solo que se trataba de un animal nuevo, sino que además le puso nombre: Teleocrater, que deriva del griego antiguo y se refiere a la forma de la cavidad de la cadera donde se insertaba el fémur (‘Teleos’, significa completo y ‘krater’, cuenca), y rhadinos, que significa esbelto.

En investigaciones que se realizaron en las décadas siguientes en diferentes países como Rusia o Brasil, junto a una campaña que se realizó en Tanzania en 2015 se recolectaron más fósiles de este animal y especies emparentadas, que tuvieron una distribución amplia en el planeta hace 245 millones de años. En un trabajo reciente publicado en la revista científica Nature mostraron que Teleocrater era el primer ejemplar de un nuevo grupo de animales, llamado Aphanosauria, y que es actualmente además el antepasado más antiguo conocido del linaje que terminó dando origen a los dinosaurios y a las aves.

Martín Ezcurra, investigador adjunto del CONICET en el Museo Argentino de Ciencias Naturales ‘Bernardino Rivadavia’ (MACN-CONICET) y uno de los autores del trabajo, presentó el miércoles 19 de abril una reconstrucción en vida de este animal, que vivió hace aproximadamente 245 millones de años atrás. El modelo fue realizado por Marcelo Miñana, técnico del MACN y representa a Teleocrater, un pariente cercano de los dinosaurios, en el momento que preda a un ejemplar juvenil de cinodonte, un pariente lejano de los mamíferos.

Teleocrater tenía cuello alargado y en forma de S como las aves actuales, miembros más bien gráciles pero con características en el cráneo, vértebras y tobillos que eran únicas para los animales conocidos para ese momento”, explicó el paleontólogo durante la presentación.

Para más información sobre este ejemplar y su historia, visite ‘El antepasado más antiguo de las aves y los dinosaurios’.

Esta reconstrucción se sumará próximamente a la colección permanente de la Sala de Paleontología del Museo y podrá ser visitada todos los días de 14 a 19 hs.

Para Pablo Tubaro, investigador principal del CONICET y Director del Museo, “es muy importante el descubrimiento y la participación de los investigadores argentinos en las principales estudios paleontológicos que se realizan a nivel mundial. Es un orgullo para el museo contar con investigadores jóvenes de gran nivel que continúen la tradición de excelencia inaugurada hace mas de un siglo por Muñiz, Burmeister y Ameghino”.

Para ver el video haga click aquí.

Por Ana Belluscio.