El CONICET y el Banco Nacional de Datos Genéticos fortalecen lazos

A través de un convenio marco reforzarán vínculos de cooperación científica y tecnológica.


La doctora Herrera junto al doctor Ceccatto. Foto: CONICET Fotografía.
De izq. a der.: Bozzo, Laborde, Herrera, Ceccatto y Flawiá. Foto: CONICET Fotografía

En un acto realizado en la Sala Directorio del Consejo de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), su presidente, doctor Alejandro Ceccatto, y la directora del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), doctora Mariana Herrera, firmaron un acuerdo marco de cooperación científico tecnológica que prevé capacitaciones, cursos, asistencia técnica, intercambio de información y conocimiento técnico en materia de investigación criminal y ciencias forenses.

Durante el acto, el doctor Ceccatto expresó  que “la idea del convenio marco es ampliar la cooperación que ya tiene el CONICET con el Banco Nacional de Datos Genéticos y seguir trabajando en conjunto”.

En este sentido, el gerente de Asuntos Legales y responsable técnico del Programa Nacional Ciencia y Justicia, doctor Alan Temiño, remarcó que el Banco dentro de su normativa de creación tiene la obligación de generar un ámbito de investigación. Y expresó que: “Este es el camino adecuado para darle institucionalidad y aprovechar el camino recorrido ya que realizamos jornadas a través del Programa Nacional Ciencia y Justicia. Además, la doctora Claudia García Bonelli, personal de apoyo del CONICET e integrante del Programa mencionado, participa en el Laboratorio del Banco. La idea es que el Banco sea un ejemplo en temas de certificación de calidad”.

Por su parte, la doctora Herrera, mencionó al Banco Nacional de Datos Genéticos como uno de los primeros casos en que las ciencias forenses se aplican a la resolución de crímenes de lesa humanidad y a la investigación de dichos crímenes. Es decir, que se ponen al servicio de la justicia. “En este sentido, tenemos la obligación de seguir generando contenidos científicos tecnológicos que puedan ayudar en los procesos judiciales y que mejor que generar una sintonía estratégica con el CONICET para desarrollar entre todos más estas áreas”, sostuvo.

Estuvieron presentes, el vicepresidente de Asuntos Tecnológicos del CONICET, doctor Miguel Laborde, la vicepresidenta de Asuntos Científicos, doctora Mirtha Flawiá, junto al subdirector técnico del BNDG, doctor Walter Bozzo.

Evento relacionado

El martes 19 de junio, el CONICET participará de la celebración por los 31 años del Banco Nacional de Datos Genéticos

 

 

 

Sobre el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG)

Es un organismo autónomo y autárquico, creado en 1987 por la Ley 23.511. Es un archivo sistemático de material genético y muestras biológicas de familiares de personas que han sido secuestradas y desaparecidas durante la dictadura militar argentina. Su objetivo es garantizar la obtención, almacenamiento y análisis de la información genética que sea necesaria como prueba para el esclarecimiento de delitos de lesa humanidad y cuya ejecución se haya iniciado en el ámbito del Estado Nacional hasta el 10 de diciembre de 1983.

El Banco viabiliza la búsqueda e identificación de hijos y/o hijas de personas desaparecidas, que fueron secuestrados junto a sus padres o nacieron durante el cautiverio de sus madres y auxilia a la justicia y/o a organizaciones gubernamentales y no gubernamentales especializadas en la identificación genética de los restos de personas víctimas de desaparición forzada.

Durante 23 años, el BNDG desarrolló una base de datos apoyada en muestras genéticas y realizó miles de análisis en niños/as sospechados de ser hijos de desaparecidos y de haber sido apropiados por represores. Como resultado de ese proceso se identificaron a la fecha más de 120 nietos.