12/05/2016 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
El CONICET forma parte del primer centro interinstitucional en temas estratégicos, ubicado en Jujuy
El Instituto de Datación y Arqueometría (InDyA) se enfocará en el estudio de los bienes culturales y la preservación del patrimonio arqueológico.
El nuevo instituto del CONICET en Jujuy. Foto: CONICET Fotografía

El flamante Instituto de Datación y Arqueometría (InDyA) está formado por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), la Universidad Nacional de Jujuy, el Gobierno de la Provincia de Jujuy y la Universidad Nacional de Tucumán. Es un centro de investigación en arqueología, actualmente en construcción, para lo cual se proyecta con varios laboratorios de análisis especializados y datación por espectrometría de masas con acelerador (AMS), para el estudio de los bienes culturales y del patrimonio arqueológico.

El instituto funcionará dentro del Centro de Desarrollo Tecnológico “Gral. Manuel Savio”, ubicado en la localidad de Palpalá, provincia de Jujuy. Esta iniciativa fue aprobada en el marco de la Secretaría de Articulación Científico Tecnológica a través del Consejo Interinstitucional de Ciencia y Tecnología (CICYT), en su comisión asesora del programa de centros interinstitucionales en temas estratégicos. La misión del Instituto será:

  • Desarrollar la investigación transdisciplinaria en arqueología mediante la experimentación, la modelización y las técnicas analíticas, promoviendo la innovación tecnológica y metodológica. Al mismo tiempo, contribuir al desarrollo económico y social de la región a través de líneas de investigación originales y de la prestación de servicios.
  • Formar y capacitar recursos humanos en investigación y desarrollo con una visión transdisciplinaria en el campo de la arqueología en general y la arqueometría en particular, además de colaborar con los diferentes niveles educativos difundiendo, desde la práctica del método científico, los conocimientos arqueológicos de la historia de la evolución humana y sus particularidades a escala regional.
  • Ser un agente activo en la formación de investigadores de otras disciplinas conexas (biólogos, geólogos, físicos, químicos, matemáticos, etc.).
  • Colaborar con la divulgación y puesta en valor del patrimonio cultural, incentivando la investigación y la concientización de la preservación de los bienes culturales.
  • Asistir a los sectores productivos con el fin de impulsar su desarrollo tecnológico y económico.

Este instituto se propone ser un lugar donde realizar estudios científicos avanzados y de alta calidad certificada. En ese sentido, se dispondrá de una planta permanente de investigadores y técnicos de los organismos que lo patrocinan, pero también podrá acoger investigadores visitantes para la realización de proyectos específicos.

Contará con diferentes plataformas analíticas, que van desde los análisis orgánicos hasta los isótopos estables, la caracterización de materiales inorgánicos (rocas, sedimentos, pigmentos, pastas cerámicas y metales), geoarqueología, arqueozoología, palinología y antracología. Habrá una plataforma de cálculo y modelización y un experimetarium. Pero lo más destacable será la datación radiocarbónica por espectrometría de masas con acelerador, el primero de Sudamérica.