13/12/2017 | COOPERACIÓN INTERNACIONAL
Investigador del CONICET obtuvo subsidios de entidades suizas
Pablo Aguilar realiza investigaciones sobre fusión de gametos. Se asoció con un grupo del exterior líder en enfoques computacionales sobre evolución de genes y genomas para profundizar su trabajo.
Pablo Aguilar. Foto: CONICET Fotografía.
David Moi. Foto: gentileza investigador.

A principios de año, Pablo Aguilar –investigador independiente del CONICET en el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas “Dr. Rodolfo A. Ugalde” (IIB-INTECH, CONICET-UNSAM)– y su equipo publicaron un trabajo que identifica una proteína que promueve la fusión de gametos en plantas, parásitos y otros organismos. Dicha proteína parece no estar presente en vertebrados por lo que aún es un misterio cómo se fusionan el óvulo y el espermatozoide.

Para poder dar con el “Santo Grial de la fecundación”, el doctor Aguilar se asoció con un grupo dirigido por Christophe Dessimoz, de la Universidad de Lausanne, Suiza. “Nos asociamos con este grupo porque es líder en enfoques computacionales sobre evolución de genes y genomas. Creemos que este enfoque es crucial para ayudar a responder una pregunta aún no resuelta de la biología: ¿Cuál es la maquinaria que fusiona los gametos humanos? Así, esta colaboración nos permite continuar y profundizar nuestra investigación ya publicada y superar nuestras limitaciones metodológicas integrando otras disciplinas. La investigación y los desarrollos interdisciplinarios llegan más lejos en los campos del conocimiento y la tecnología”.

Con el objetivo de darle continuidad a dichas investigaciones, la Fundación Novartis otorgó 60 mil euros para cubrir la estadía de un año de David Moi, becario doctoral del CONICET y miembro del equipo de Aguilar. A su vez, el Seed Money Grant –en el marco del Leading House for the Latin American Region de la Universidad de San Gallen– le otorgó 15 mil euros para financiar sus investigaciones en el IIB-INTECH.